Fougasse con aceite de oliva, sésamo y neguilla

Receta de pan, cómo hacer el pan tradicional de la Provenza conocido como Fougasse, una elaboración diferente en la que se añade aceite de oliva virgen extra, semillas de sésamo y neguilla. Receta paso a paso.

Fougasse con aceite de oliva, sésamo y neguilla

Tenemos la receta de Fougasse que se ha convertido en clásica y habitual en nuestra cocina los fines de semana, este pan tradicional de la Provenza, que como ya os comentamos, se engloba dentro de los panes planos y del estilo de las chapatas italianas, tiene una corteza crujiente y una miga muy alveolada. Pero de vez en cuando variamos la fórmula de la masa y elaboramos variantes como esta Fougasse con aceite de oliva, sésamo y neguilla.

Es una receta de pan muy fácil de hacer y te llevará poco tiempo, una masa de pan básica con un poco de aceite de oliva virgen extra, especias y semillas, da como resultado un exquisito pan casero, irresistible de verdad. Si no encontrarais la neguilla, podéis hacer esta Fougasse con aceite de oliva y sésamo igual, os quedará genial. Tomad nota.

Ingredientes (2 panes)

  • 500 gramos de harina panificable
  • 10 gramos de levadura fresca
  • 300 gramos de agua
  • 30 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 8 gramos de sal
  • 1 c/s de semillas de sésamo
  • 1 c/s de neguilla.

Elaboración

Pon la harina en forma de volcán en un cuenco amplio, en el interior vierte el agua tibia en la que habrás disuelto la levadura, además del aceite de oliva virgen extra, la sal, el sésamo y la neguilla, reservando un poco de esta especia y de las semillas para decorar.

Empieza a mezclar la harina con el resto de ingredientes y cuando se hayan integrado, dispón la masa en la mesa de trabajo ligeramente enharinada, amasa durante unos 8-10 minutos, hasta obtener una masa fina, homogénea, elástica y apenas pegajosa.

Si elaboras la masa en amasadora o Thermomix, sigue las instrucciones de la máquina. Forma una bola y ponla en un cuenco amplio, ligeramente enharinado, cubre la masa con un paño y deja fermentar durante 1 hora a temperatura ambiente en un lugar sin corrientes de aire.

Fougasse con aceite de oliva, sésamo y neguilla

Una vez que la masa ha doblado su volumen, vuélcala sin romperla en la mesa de trabajo, divídela en dos con la rasqueta de panadero y forma dos bolas. Estíralas sin desinflarlas, dándole una forma ovalada. Realiza unos cortes con ayuda de una cuchilla bien afilada y ábrelos bien con las manos.

Coloca cada fougasse en una bandeja de horno cubierta con teflón o papel vegetal, deja que la masa pierda tensión (un reposo de cinco minutos es suficiente) para asegurarte de que los agujeros quedan abiertos y la masa no se retrae, mójala ligeramente con agua y espolvorea las semillas de sésamo y la neguilla.

Cubre las masas con un paño y deja fermentar mientras se calienta el horno a 220º C con calor arriba y abajo. Cuando el horno haya alcanzado la temperatura, introduce la primera bandeja y baja a 200º C. Hornea cada fougasse durante 20-25 minutos, hasta que veas que se ha dorado y la corteza está crujiente. Al retirar el pan del horno, colócala sobre una rejilla para que se enfríe.

Fougasse con aceite de oliva, sésamo y neguillaFougasse con aceite de oliva, sésamo y neguillaFougasse con aceite de oliva, sésamo y neguilla

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 3
Loading ... Loading ...