Fusilli con brócoli y parmesano

Receta de Fusilli con brócoli y parmesano, un entrante sencillo, sabroso y nutritivo para incluir en el recetario del día a día. Elaboración paso a paso para cocer la pasta, y la verdura que después se saltea con ajo y guindilla para que resulte más sabrosa. Os recomendamos no omitir el punto de aroma y sabor que aporta el limón, mientras que el queso puede variarse, por ejemplo, utilizar un buen manchego curado.

Fusilli con brócoli y parmesano

La receta de Fusilli con brócoli y parmesano es la propuesta que queremos compartir hoy con vosotros, un plato para incluir en el recetario del día a día, muy fácil y rápido de hacer, y una delicia con la que incluir esta hortaliza que representa una excelente fuente de vitaminas, entre otros nutrientes. Este entrante hará más fácil asimilar el brócoli a quienes no son muy amigos de las verduras.

La pasta elegida para este plato son unos fusilli de colores, con verduras, pero se puede hacer con otros tipos de pasta corta, sea de verduras o natural. Para aportar cremosidad al plato añadimos queso mascarpone, y enriquecemos en sabor con el queso parmesano, pudiendo ser sustituible por un queso manchego curado o similar. El resultado, un plato de pasta con brócoli y queso parmesano económico, nutritivo y delicioso. Esperamos que os guste.

Ingredientes (4 comensales)

  • 350 gramos de fusilli (u otra pasta similar, de colores o no)
  • 1/2 brócoli (o uno entero, según el tipo y tamaño de brócoli)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 guindilla seca
  • 200 gramos de queso mascarpone
  • 1 c/c de pimienta negra recién molida
  • 1/2 limón (su piel rallada)
  • 50 gramos de queso parmesano
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para hacer la pasta, cuando el agua rompa a hervir, añade sal y después los fusilli, mueve la pasta para que no se quede pegada y cuece a fuego medio hasta que esté al dente, el tiempo aproximado que indique el paquete.

Lava bien el brócoli cortado en pequeños ramilletes y cuécelo al vapor, puedes dejarlo al dente o tierno, como te guste más. Mientras tanto, pela los dientes de ajo y córtalos en láminas, pica la guindilla y pon una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra. Saltea el brócoli con la guindilla y los ajos hasta que estén dorados.

Fusilli con brócoli y parmesano

Escurre la pasta, reservando medio vaso del agua de la cocción. Incorpora a los fusilli el queso mascarpone, la pimienta negra y un poco de sal, mezcla bien hasta que el queso impregne la pasta. Añade un poco de caldo si es necesario que quede más jugosa, adereza también con un chorro de aceite de oliva virgen extra.

Emplatado

Sirve los fusilli con el brócoli salteado con ajo y guindilla, ralla la piel del limón sobre el plato y finalmente el queso parmesano. Sirve enseguida y ¡buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,57 de 5)
4.57 5 7
Loading ... Loading ...