Envases alimentarios con revestimiento antiadherente a partir del año 2015

En el año 2015, en las estanterías de los supermercados empezarán a encontrarse los nuevos envases con LiquiGlide, un recubrimiento especial que permite el vaciado completo del contenido alimentario espeso y difícil de apurar, como puede ser el kétchup o la mayonesa.

En el año 2012 hablábamos de LiquiGlide, un recubrimiento especial desarrollado por el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts), que facilitaba el vaciado completo del contenido alimentario espeso y difícil de apurar de cualquier envase, como por ejemplo el ketchup. Sobre estas líneas podéis ver un ejemplo en el que el contenido del bote se vacía por completo y sin ningún esfuerzo, un gran avance para reducir el desperdicio alimentario aprovechando al máximo todo el contenido de los envases. Gracias a LiquiGlide ningún envase será desechado con restos de alimento en su interior, como ocurre actualmente.

Con este revestimiento antiadherente sus desarrolladores aseguraban que se podría ahorrar hasta un millón de toneladas de alimentos y bebidas, es apto para aplicar en cualquier tipo de envase, ya sea de plástico o cristal, y ha superado las pruebas de calidad recibiendo la correspondiente certificación de la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos), por ser un producto seguro que no encierra ningún riesgo para la salud. Ahora bien, quedaba la duda de si el producto sería bien acogido por la industria alimentaria y si se empezaría a utilizar, estas dudas ya se han despejado, parece ser que se va a iniciar la comercialización de envases alimentarios con revestimiento antiadherente a partir del año 2015, la demanda del producto ha ido creciendo y son muchas las empresas interesadas en LiquiGlide.

Se puede decir que el revestimiento antiadherente marcará un antes y un después en el sector de la alimentación, logrará cambiar la forma en la que los líquidos, por muy espesos que sean, fluyan. Actualmente se está trabajando con varias marcas de consumo para implementar el recubrimiento, parece ser que los primeros productos cuyo envase estará tratados con el recubrimiento serán la mayonesa, la pintura y la pasta de dientes. Aunque inicialmente se concibió para el sector de la alimentación, son muchas sus aplicaciones y posibilidades, de ahí que la empresa esté negociando con otras industrias como la farmacéutica, petroleras, aceites industriales, etc.

La tecnología que fue desarrollada por investigadores del Varanasi Research Group Laboratory del MIT, ha causado tanta expectación que se han recibido miles de consultas a través de la página web oficial, provocando un repunte espectacular del tráfico hasta el punto de producir el bloqueo de la página web, por lo que ahora no se puede consultar hasta que no se presente el nuevo portal. Sólo en el primer año, más de 100 empresas de bienes de consumo han visitado las oficinas de esta empresa para informarse sobre LiquiGlide, un recubrimiento que supera con creces a cualquier otro creado anteriormente tanto en duración como en seguridad y eficacia.

Según el director ejecutivo de la empresa, una nueva tecnología suele tardar entre 7 y 10 años desde que se gesta en el laboratorio hasta que alcanza los mercados, pero debido a la naturaleza y características de este revestimiento antiadherente, en apenas dos años empezará a estar presente en muchos envases alimentarios y otros productos de consumo. Hay que recordar que LiquiGlide ganó el segundo premio del MIT Entrepreneurship Competition, una de las más importantes competiciones para emprendedores, cuyo objetivo es presentar productos o sistemas de negocio interesantes para el mundo de la industria.

En este artículo de Food Production Daily nos hablan de todos los logros obtenidos por esta empresa, contratos firmados, patentes concedidas y pendientes, crecimiento de la empresa, etc.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...