Aceites aromatizados caseros

Un aderezo que nos gusta preparar en nuestra cocina son los aceites aromatizados caseros, podemos hacerlos con todo tipo de especias, hierbas aromáticas y otros ingredientes, con ellos no sólo podemos aromatizar y aderezar ensaladas, también son ideales para terminar muchos platos, desde una crema de verduras a un filete de pescado o de carne a la plancha.

Aceites aromáticos caseros

En estos días se habla mucho sobre los aceites aromatizados, a raíz de la nueva ley que desde el 1 de marzo obliga a utilizar aceiteras irrellenables en el sector de la hostelería, se propone como alternativa, para que no provoque un aumento del gasto ni para el hostelero ni para el comensal, ofrecer aderezos preparados. No se infringe la ley (de momento) si en las mesas de los restaurantes, bares… para aderezar los platos se ofrecen aceiteras tradicionales con el aceite que normalmente se haya utilizado, al que se han incorporado hierbas aromáticas, guindillas, ajos, especias, etc., que aporten aroma y sabor.

No obstante, los aceites aromatizados son un aderezo que personalmente nos encanta para terminar muchos platos, independientemente de la posible moda en la que van a caer muchos establecimientos de hostelería. En estos casos, al final es el cliente el que podrá solicitar el aderezo que desee para un plato que va a pagar, muchos estarán encantados de poder elegir un aceite con la garantía de que es un virgen extra, a otros se les abrirá un mundo de sabor al descubrir los aderezos aromáticos, y a esto nos queremos anticipar proporcionándoos algunas ideas, seis aceites aromatizados originales para vuestros platos.

Bueno, algunos son más originales que otros, porque el aceite de trufa negra o el aceite picante son bastante clásicos, pero quizá no os habéis animado a prepararlos en vuestra cocina, y son muy fáciles de hacer.

Cuando se hace un aceite aromatizado se puede elegir entra una gran variedad de aceites neutros, en España el más utilizado con estas características es el aceite de girasol. De este modo, el aromatizante tendrá más protagonismo. No obstante, también nos puede interesar que sea una buen aceite de oliva virgen extra el que incorpore algún matiz de sabor, en cualquier caso, la elección del aceite está en vuestras manos.

Hay infinidad de combinaciones de ingredientes para aromatizar aceites, quizá lo más habitual es introducir en esta grasa líquida hierbas aromáticas como el romero, el tomillo, el orégano o la albahaca, además de ajo, guindillas, pieles de cítricos… En el post Aceites aromáticos os hablábamos de ello.

Algunos aceites se pueden preparar simplemente poniendo el componente aromático y dejándolo macerar un tiempo, para otros es preferible proporcionar al aceite un poco de temperatura, de este forma se acelera el proceso de aromatización, y se puede utilizar antes como aderezo.

Pero a lo que íbamos, a ver los seis aceites aromatizados caseros que os proponemos probar, en cada uno de ellos os explicamos cómo hacerlo y si os surge cualquier duda, esperamos que nos la comuniquéis para solventarla.

Aceite de limón y pimienta

Aceite de achiote

Aceite picante

Aceite de romero ahumado

Aceite de jengibre

Aceite de trufa

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,25 de 5)
4.25 5 4
Loading ... Loading ...