Más compañías alimentarias vetan la comercialización del salmón transgénico

Ya son varios años hablando de la posible aprobación para la producción y comercialización del salmón transgénico de AquaBounty Technologies, pero cuanto más cerca está el anuncio de la decisión de la FDA, más compañías alimentarias se suman al veto de la comercialización del salmón transgénico.

Salmón modificado genéticamente

Kroger y Safeway son dos de las mayores cadenas de supermercados en Estados Unidos que acaban de anunciar que no van a proceder a la comercialización del salmón transgénico, al margen de lo que dictamine la FDA (Food and Drug Administration). Recordemos que en el mes de octubre se anunciaba la inminente aprobación de este alimento modificado genéticamente, sin embargo, el anuncio de la decisión se está haciendo de rogar y la FDA no aclara las razones.

Cada vez más compañías alimentarias vetan la comercialización del salmón transgénico, desde el mes de marzo del año pasado, empresas del mundo de la alimentación se han ido sumando al compromiso para no comercializar el salmón transgénico y otros productos marinos que se hayan modificado genéticamente, como por ejemplo las cadenas de supermercados Aldi, Trader Joe’s, Whole Foods, Marsh Supermarket o Bi.Rite Market. Las dos nuevas cadenas que se suman a este compromiso de vetar el salmón modificado genéticamente, argumentan que toman esta decisión porque lo más importante es escuchar lo que solicitan los consumidores, y mayoritariamente no quieren que se introduzca este nuevo producto en su alimentación.

Con la suma de estas dos nuevas compañías alimentarias al acuerdo de no comercialización del salmón transgénico, se hace más evidente que no existe demanda de este producto, las compañías invitan a la FDA a que consideren su decisión y veten la solicitud de AquaBounty Technologies de poder producir y comercializar el denominado “Frankenfish”. En un comunicado explican que este nuevo alimento es insostenible, pudiendo ser un peligro para el medio ambiente y con gran incertidumbre sobre las consecuencias para la salud humana a largo plazo. Evidentemente estas declaraciones se realizan a partir de la información que ha proporcionado Friends of the Eart y que parece haber convencido a estas compañías.

La campaña GE-Free Seafood para el compromiso para no comercializar salmón transgénico, sigue trabajando y presionando al resto de operadores alimentarios para que se sumen a la iniciativa, ahora intentan convencer a Costco, una de las mayores cadenas del mundo de venta al por mayor y quinto distribuidor minorista del país. Con respecto a la decisión de la FDA, hay que recordar que en una conclusión preliminar anunciaba que la aprobación del salmón transgénico no tendría un impacto significativo en el medio ambiente, a pesar de los argumentos proporcionados por varios científicos sobre el tema, os recomendamos retomar la lectura del post El salmón transgénico está más cerca de su aprobación, en él explicábamos cómo se había desarrollado y cuál era el riesgo en el caso de que este salmón lograra alcanzar el mar abierto.

La FDA argumentaba que el peligro era nulo, dado que el salmón se produciría en piscifactorías lejos del océano, con respecto a los problemas que pudiera ocasionar para la salud a largo plazo, la agencia determinaba que no existía ninguno y aplicaba el principio de equivalencia sustancial, es decir, un alimento modificado genéticamente es seguro cuando es equivalente en composición y características nutricionales a un alimento tradicional. La FDA no sólo tiene que hacer frente a las organizaciones ecologistas, también a las cadenas alimentarias que se oponen a la comercialización y a los consumidores que no quieren saber nada de alimentos modificados genéticamente, basta con saber que ha recibido más de dos millones de comentarios por parte de investigadores, consumidores, organizaciones ambientalistas, etc., en los que se expresa la preocupación por aprobar este alimento y se pide que no sea aprobado.

A esto hay que sumar que se solicita, en el caso de que este salmón sea aprobado, que se etiquete para que el consumidor conozca su procedencia, algo a lo que se opone la empresa que ha desarrollado el salmón y la propia FDA, ya que sentaría precedente para etiquetar otros alimentos modificados genéticamente.

Se espera con impaciencia el veredicto de la FDA, por su parte, AquaBounty Technologies sigue asegurando que se está generando un alarmismo infundado y que este salmón podría contribuir a reducir la sobrepesca del salmón salvaje, reducir el gasto de recursos y contribuir a reforzar la oferta mundial de alimentos, argumentos que como vemos, no convencen.

No se puede saber con certeza cuándo se realizará el anuncio de la decisión, ya son varios meses de espera, quizá la FDA ha estado esperando a que se calmen las aguas y a que remitieran las iniciativas contra el nuevo alimento modificado genéticamente, que se convertiría en el primer alimento animal transgénico aprobado por la FDA. Podéis conocer más detalles sobre el anuncio del veto al salmón transgénico por las cadenas alimentarias a través de este artículo publicado en Friends of the Earth.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...