Reducir el consumo de azúcar para mejorar la salud de la población

La OMS recomienda reducir a la mitad la cantidad azúcares que hasta ahora ponía como límite máximo, pasando de los 50 gramos a los 25 gramos de azúcar, lo que en un adulto con IMC normal representaría el 5% del total de calorías ingeridas al día, unas seis cucharaditas de café. Se ha abierto una consulta pública para aportar comentarios y observaciones que serán valoradas antes de hacer públicas y oficiales las recomendaciones sobre el consumo de azúcar, lo que está claro es que hay que reducirlo para mejorar la salud de la población.

Recomendaciones de la OMS sobre el azúcar

Actualmente se habla del azúcar como de una droga autorizada, es un producto que puede parecer inocente, pero que está provocando muchos males en la sociedad, un consumo elevado afecta a la salud en distintos aspectos, propicia al sobrepeso y a la obesidad, provoca problemas bucodentales y un considerable etcétera. El documental Sobredosis de Azúcar os explicará más al respecto, y también sobre el por qué se considera una droga.

Esto viene al caso de la nueva propuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS), pretende modificar el límite máximo de la ingesta diaria de azúcar, y para ello, ha abierto una consulta pública en línea en la que todos podemos participar hasta el próximo 31 de marzo de 2014. La intención es reducir el consumo de azúcar para mejorar la salud de la población.

Desde 2002, la recomendación de la OMS era que el consumo de azúcares fuera inferior al 10% de la ingesta calórica diaria total, es decir, 50 gramos. Parece ser que en realidad esto no se va a modificar, sino que se va a indicar que si el consumo de azúcar no supera el 5% del total de calorías ingeridas al día, se van a apreciar beneficios en la salud. Según la OMS, el 5% equivale a unas 6 cucharaditas de café o a unos 25 gramos de azúcar, y son las recomendaciones para un adulto con un índice de masa corporal normal.

Esta recomendación no se refiere únicamente al azúcar que consumimos cuando endulzamos un yogur, un café, una infusión… sino a todos los monosacáridos (como glucosa y fructosa) y disacáridos (como sacarosa o azúcar de mesa) que se consumen porque son añadidos por los fabricantes en los alimentos (y hay azúcar en casi todo, comprobad las etiquetas), o porque lo añadimos al cocinar o al servir un plato o bebida. Sucede como con la sal, a la que ya se trata como un ingrediente adictivo, está presente en la mayoría de productos.

La OMS pone algunos ejemplos, una cucharada de ketchup contiene unos 4 gramos de azúcar y una lata de refresco puede contener hasta unos 40 gramos de azúcar. ¿Recordáis la campaña contra las bebidas azucaradas?, no os perdáis el vídeo del post ¿A que no te comerías 16 sobres de azúcar?, entonces, ¿por qué te los bebes?

Podemos ver más ejemplos en esta noticia, muestra distintas bebidas, algunas comidas y snacks dulces que para cumplir con la recomendación de no consumir más del 5% de las calorías diarias en azúcares, deberíamos dosificar. Porque si una chocolatina Twix o Mars tiene la cantidad de azúcar (y más) que se debe consumir en un día, ¿qué hacemos con el resto de comidas?

Es difícil saber la cantidad exacta de azúcar que consumimos a diario, además de que hay productos que siguen sin estar bien etiquetados, habría que dedicarle un tiempo a los cálculos y difícilmente la población se va a dedicar a ello, pero sí puede servir de algo tener identificados ciertos productos para limitar su consumo, tampoco es cuestión de prohibirse todo, pero tengamos en cuenta que el azúcar añadido es innecesario en nuestra dieta.

A través de este enlace podéis acceder a la consulta pública de la OMS, ‘Proyecto de Directrices: la ingesta de azúcares para adultos y niños’. Realiza una introducción sobre el equilibrio energético que favorece un peso corporal saludable y un buen estado de salud, sobre la preocupación del exceso de azúcar que se consume y su repercusión en forma de enfermedad, y sobre el objetivo del proyecto de directrices, proporcionar recomendaciones adecuadas sobre el consumo de azúcares para reducir el riesgo de padecer las enfermedades relacionadas.

Los interesados en formular observaciones y realizar comentarios sobre este proyecto, pueden hacerlo a través del formulario que facilitan al final del texto, y que se debe enviar cumplimentado indicando el asunto ‘DOI para la consulta pública sobre el proyecto de Directrices de la OMS: La ingesta de azúcares para adultos y niños’. Tras la revisión pertinente, tanto del proyecto de la directiva como de la consulta pública, se procederá a completar el trabajo, el Comité de Examen de Directrices de la OMS deberá aprobarlo y posteriormente se harán públicas las nuevas recomendaciones sobre la ingesta de azúcar, éstas servirán para fomentar los hábitos nutricionales saludables desde distintos ámbitos, y quizá para cambiar algunas políticas, esperamos que no sea con impuestos sobre el azúcar, sino haciendo que se reformulen muchos productos reduciendo su contenido en azúcar.

Foto | Shardayyy

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...