Gastronomía & Cía Opciones

Mapa del Olivar Mediterráneo en el año 2030

Una investigación muestra un modelo predictivo sobre el posible escenario de la producción de aceitunas en la Cuenca del Mediterráneo, como consecuencia del cambio climático. El Mapa del Olivar Mediterráneo en el año 2030 se basa en el posible incremento de las temperaturas globales en dos grados centígrados.

Producción de aceite

Hace aproximadamente un año conocíamos una investigación que permitía predecir cómo afectaría el cambio climático a la viticultura, con los datos obtenidos se dibujó un posible mapa mundial de la producción de vino en el año 2050. Pues bien, con el aceite se ha realizado algo similar, un estudio conjunto desarrollado por investigadores italianos y estadounidenses ha permitido dibujar un Mapa del Olivar Mediterráneo en el año 2030.

Los expertos han utilizado un modelo demográfico similar al del mapa de la producción de vino, con el que se predicen las alteraciones que podría sufrir la producción de aceitunas en la cuenca del Mediterráneo en el caso de que la temperatura media del planeta se incrementase en dos grados centígrados. Según este mapa, se alteraría la productividad de los olivares configurando un nuevo panorama en la producción, zonas muy productivas podrían sufrir una reducción notable e incluso quedar desiertas, y otras zonas que actualmente no son tan rentables, podrían pasar a ser muy productivas.

Para desarrollar este modelo predictivo se ha trabajado con la información del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), según sus previsiones, se incrementará en dos grados centígrados la temperatura global media en la cuenca del Mediterráneo entre los años 2030 y 2060. El IPCC fue constituido a petición de los gobiernos miembros de la ONU, su misión es la de realizar evaluaciones científicas sobre el riesgo del cambio climático provocado por la actividad humana, consecuencias medioambientales y socioeconómicas, y ofrecer opciones para mitigar los efectos del cambio climático o para adaptarse a sus consecuencias, etc. Podéis conocer más detalles sobre su trabajo a través de la página oficial del IPCC.

En este posible escenario, los expertos han utilizado la información de los procesos biológicos de la oliva y la mosca del olivo, además de otros datos, y con ello han realizado la predicción para advertir sobre los efectos que va a tener el cambio climático en el contexto biológico. Los investigadores consideran que se trata de una valiosa herramienta que podría ayudar a hacer frente a los desafíos de los cambios del ecosistema global.

Predicción producción del olivar en 2030

Según el mapa predictivo, se configuraría un escenario en el que se incrementaría el beneficio medio derivado de la cosecha de la aceituna aumentando casi un 10%, las razones de ello serían el incremento de la productividad y la disminución de la plaga de la mosca del olivo (Bactrocera oleae), insecto que ataca a las aceitunas alimentándose de la pulpa del fruto. Esta plaga se considera como una de las más problemáticas que afectan al olivar. Como decíamos, no todas las zonas se beneficiarían de estas condiciones, en Oriente Medio la productividad se reduciría en un 7’1%, mientras que en el norte del continente africano se llegaría a incrementar hasta en un 41%.

Los investigadores advierten que con este mapa se pretende mostrar un supuesto ante determinadas condiciones medioambientales, pero en ningún caso se trata de una predicción de futuro. Según la investigación, en determinadas zonas se favorecería el abandono de pequeñas fincas debido a la escasa rentabilidad, no sólo se deberían valorar las consecuencias económicas, estas pequeñas producciones contribuyen en el ecosistema, la conservación de los suelos, la conservación de la biodiversidad o la prevención de incendios entre otras cosas, por lo que el abandono representaría una pérdida mayor que la económica.

En el caso de España, parece ser que la predicción es favorable en lo que respecta a la productividad, sin embargo, se reduciría la calidad debido a problemas como la plaga de la mosca del olivo, ya que las condiciones climáticas favorecerían su proliferación. Esto en términos generales, ya que por zonas se producirían cambios significativos, en el caso de la zona central de nuestro país, el beneficio se reduciría. Los expertos explican que estos cambios en la productividad afectan a la cultura del aceite, cultura que ha desempeñado un papel importante en el desarrollo rural de nuestro país históricamente. A nivel europeo la pequeñas explotaciones se verían aún más comprometidas debido a las políticas actuales de subsidios que sobre todo favorecen a los sistemas intensivos de producción del olivar.

Podéis conocer más detalles de la previsión del Mapa del Olivar de la Cuenca Mediterránea en el año 2030 a través de este artículo publicado en PNAS (Proceedings of the national Academy of Sciences), en este Pdf podréis ampliar la información de la evaluación ecológica y económica del cambio climático en la oliva de la Cuenca Mediterránea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.