Doce recetas con huevo poché

Una de las formas más sanas y sabrosas de comer huevos es haciéndolos escalfados o pochados. Son fáciles de hacer, pero aún lo son más recurriendo al truco de envolver los huevos en film transparente. Estas doce recetas con huevos poché se pueden hacer con la elaboración tradicional de los huevos escalfados, en agua con vinagre, o con el mencionado truco. Hay variedad de cremas de verduras que resultan mucho más sabrosas y nutritivas añadiendo un huevo poché, también se disfruta acompañando unas patatas, arroz, setas, migas de pan…

Recetas con huevo escalfado

El huevo poché o huevo escalfado es una elaboración que nos ofrece una forma saludable y deliciosa de disfrutar de este alimento. El huevo se cocina sin cáscara, sumergiéndolo en agua con un poco de vinagre, esto ayuda a que las proteínas de la clara se mantengan unidas. Con ello se consigue un huevo con la clara cuajada pero suave, y la yema se mantiene fluida. No es difícil de hacer, pero desde hace unos años se recurre a menudo a la elaboración de los huevos escalfados envolviéndolos en film transparente, de modo que siempre salen bien (si se controla el tiempo de cocción), no se rompen y además adquieren una forma curiosa, parece una flor. Por cierto, ¿ya sabéis cómo hacer los huevos poché en el microondas?

Hay muchísimas recetas tradicionales que tienen el huevo poché o oeuf poché como protagonista, pero también es una preparación de este alimento que nos permite crear nuevos platos. A nosotros nos encanta, es una preparación muy versátil, lo mismo enriquece una crema de verduras que unas migas de pan, un arroz… ¿queréis algunas ideas?, pues aquí tenéis las Doce recetas con huevo poché.

Veréis que hay muchas recetas en las que los huevos escalfados están aromatizados con trufa negra o platos en los que se incluyen unas láminas del diamante negro de la gastronomía. Como sabemos que no es un ingrediente que esté al alcance de todos y sobre todo, porque durante muchos meses del año no se puede acceder a la trufa negra fresca, sabed que podéis hacer las mismas recetas omitiendo este ingrediente, es preferible eso a utilizar la ‘trufa’ de bote que se encuentra en los supermercados.

A continuación podéis acceder a las recetas que corresponden a los platos de la foto superior, podéis identificarlas como siempre, siguiendo el orden de izquierda a derecha, desde arriba. Esperamos que os gusten y disfrutéis con estas recetas con huevos poché.

Huevos benedictinos: Los Huevos Bénédict son un clásico desayuno de la gastronomía norteamericana, se cree. Hay muchas variantes, tanto al utilizar distintos tipos de pan, como en el relleno, pero siempre cuenta con el huevo escalfado y la salsa holandesa. Esta es una versión del chef Michel Roux.

Arroz trufado con huevo pochado y champiñones: Para hacer este plato sacamos mucho rendimiento a la trufa negra, con ella aromatizamos los huevos y el arroz, además añadimos unas finas láminas antes de servir. Es un plato saludable, completo y con una combinación de sabores y texturas exquisita, además es muy fácil de hacer.

Huevo poché con crema de alcachofas: Este es un entrante ideal para servir en una comida festiva, aunque también se puede hacer más informal para cualquier comida o cena. Alcachofas, huevo y jamón, un éxito esta combinación, toma nota.

Huevo poché con setas y espuma de patata: La espuma de patata la elaboramos con el sifón de cocina, este utensilio ya se encuentra en muchas cocinas domésticas, pero en caso de no disponer de él, se puede hacer este entrante con un puré de patata muy ligero y cremoso. Aunque haciendo la espuma, la degustación es excelente, romper la yema de huevo, mezclarla con las setas y con la espuma de patata que resulta cremosa y ligera, es una verdadera delicia.

Huevo poché con champiñones, trufa negra y parmesano: Con muy pocos ingredientes se puede disfrutar de un festín de sabores, como el que proporciona este sencillo plato de huevos con champiñones, trufa y parmesano. Receta fácil y rápida de elaborar (y lo dicho, si no tienes trufa negra, pruébalo igual).

Lasaña de champiñones con huevo poché: Es una lasaña poco convencional, pero es un entrante económico, rico, sano y fácil de preparar. Es fácil que sorprendas a tus comensales con esta guiso ligero de champiñones con tomate y ajos tiernos, con pasta de lasaña y huevo pochado.

Crema de coliflor y huevo poché con espárragos: Hacemos muchas variantes de crema de coliflor, esta es una de las más sencillas, ideal para complementarla con el huevo poché y unos espárragos salteados.

Crema de guisantes a la menta con huevo poché trufado: Explicamos cómo hacer los huevos trufados cuando se disponga de Tuber melanosporum fresca, pero como os comentábamos, esta receta se puede hacer también con huevos sin aromatizar con trufa. Es una crema aromática suave y fácil de hacer, y resulta deliciosa cuando la yema de huevo se rompe y se mezcla con ella.

Crema de judías verdes con huevo poché: Una sencilla crema de judías verdes con tahini o pasta de sésamo y ajo, además de especias y hierbas aromáticas. Es ligera y nutritiva, se acompaña con el huevo poché y unos daditos de jamón serrano.

Crema de calabacín y chirivía con huevo poché: Una vez más añadimos los huevos y el jamón a una crema de verduras, resulta irresistible.

Crema de judías con patatas al horno y huevo poché: Una de las comidas que habitualmente se ha hecho en casa son las judías verdes con patatas y huevo duro. Con la misma combinación de ingredientes, que resulta deliciosa, pero con distintos métodos de cocción y condimentos, elaboramos este exquisito plato, fácil de hacer y mucho más rico.

Salchichas y huevo poché sobre crema de coliflor: Este es un plato muy completo, ideal para hacer una comida de diario con plato único. Resulta muy sabroso y combina texturas cremosas, tiernas y crujientes, éstas gracias a los picatostes.

¡¡Feliz Semana!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 4
Loading ... Loading ...