Tarta de trufa. Receta fácil

Para los apasionados por el chocolate, que no somos pocos, os proponemos elaborar esta Tarta de trufa, es fácil de hacer y satisfará totalmente el paladar de los ‘chocoadictos’. El bizcocho es bastante ligero, no lleva mantequilla, así resultará un pastel menos pesado. El relleno es de trufa y la cobertura una ganache con cuerpo que complementamos con unas almendras picadas caramelizadas y crujientes. Toma nota de la receta paso a paso de este exquisito pastel de trufa.

Tarta de trufa. Receta fácil

Cuando tenemos que hacer un pastel o una tarta para un apasionado por el chocolate (por ejemplo, para nosotros) lo tenemos claro, normalmente hacemos un bizcocho de chocolate, trufa para rellenar y ganache para hacer la cobertura, algo parecido a la Tarta de trufa que ilustra estas líneas, aunque en esta ocasión hemos utilizado el bizcocho genovés al agua, queda igual de rica y algo más ligera, pues como sabéis, la masa de este bizcocho no lleva mantequilla.

Como la trufa y la ganache ya tienen una buena proporción de grasa, la tarta queda muy jugosa, además hay buena proporción de ambos ingredientes en relación al bizcocho. Siempre está la opción de mojar el bizcocho (ligeramente) con un poco de licor, leche o almíbar, si se quiere proporcionar aún más jugosidad. A continuación explicamos cómo hacer esta tarta o pastel de trufa, es una receta fácil, animaos a prepararla, aunque sea la primera tarta que hacéis, os saldrá bien.

Ingredientes (8 raciones aprox.)

Para la trufa

450 gramos de nata para montar (35% M.G.), 200 gramos de chocolate para fundir (70%).

Para el bizcocho genovés al agua

4 huevos (L) a temperatura ambiente, 170 gramos de azúcar, 165 gramos de harina de repostería, 60 gramos de agua.

Para la cobertura y decoración

200 gramos de chocolate al 70%, 100 gramos de nata 35% M.G., 75-125 gramos de almendra picada caramelizada, c/n de fideos de chocolate.

Elaboración

Prepara el relleno de trufa, pon la nata en un cazo de fondo grueso y llévala a ebullición. Si el chocolate no tiene azúcar deberás añadir un poco, a tu gusto. Ve moviendo de vez en cuando para que no se agarre al fondo.

Cuando la nata rompa a hervir, retira el cazo del fuego e incorpora el chocolate troceado, bate con una cuchara o espátula para que el chocolate se funda y se integre en la nata, después deja enfriar a temperatura ambiente y a continuación deja reposar en el frigorífico al menos un par de horas, aunque se recomiendan cuatro horas.

Una vez que la nata con el chocolate se ha enfriado bien, puedes montarla con las varillas eléctricas, el chocolate ya le ha aportado densidad, la nata se montará rápidamente, así que no te excedas en el batido para que no se convierta en mantequilla.

Para hacer el bizcocho, pon en un cuenco amplio los huevos y el azúcar, bate con las varillas eléctricas hasta que tripliquen su volumen y tengan la apariencia de una crema muy aireada. Puedes hacerlo más fácil y rápidamente si pones el cuenco al baño maría. Tamiza la harina e incorpórala poco a poco a los huevos, mezcla con movimientos envolventes. Añade el agua, también poco a poco, y bate suavemente.

Cubre una bandeja de horno con papel vegetal y vierte la masa de la genovesa extendiéndola bien y uniformemente. Introdúcela en el horno precalentado a 240º C durante 10 minutos aproximadamente. Cuando el bizcocho esté hecho, córtalo con la forma que desees hacer la tarta, por ejemplo, dos planchas rectangulares. Deja enfriar sobre una rejilla.

Tarta de trufa. Receta fácil

Para montar la tarta irá bien un aro o molde desmontable, el nuestro es el molde para tiramisú, mide 26’5 cm. de largo, 16’5 cm. de ancho y 8 cm de alto. Colócalo sobre una hoja de papel vegetal y pon como base una plancha de genovesa. Forra los laterales con acetato y rellena con la trufa, puedes escudillarla con una manga pastelera o repartirla y extenderla con una espátula. Puedes reservar un poco de trufa para después untar los laterales de la tarta y sobre ella decorar con almendra o fideos de chocolate. Cubre la trufa con la otra plancha de bizcocho. Por cierto, la genovesa la puedes emborrachar con un poco de licor o proporcionarle más jugosidad con un poco de leche o almíbar.

Prepara la ganache para la cobertura del pastel, puedes poner la nata y el chocolate troceado en un cazo al baño maría para fundir o proceder de esta forma, pon la mitad de la nata en un cuenco con el chocolate troceado, introdúcelo en el microondas y ponlo 30 segundos a máxima potencia, seguramente no será tiempo suficiente pero es mejor hacerlo en tiempos cortos. Comprueba que el chocolate se empieza a fundir con el calor de la nata, en caso contrario pon 30 segundos más.

Entonces retira el cuenco del microondas y bate con una espátula, el chocolate se fundirá con la nata y obtendrás una crema de chocolate homogénea, fina y brillante. Incorpora poco a poco el resto de nata mientras vas batiendo, así irá bajando la temperatura.

Vierte la ganache sobre el pastel procurando que quede una superficie lisa. No viertas toda de golpe, empieza con la mitad, con la cantidad indicada seguramente te sobrará una parte que podrás gastar haciendo unas trufas.

Antes de que se enfríe totalmente la ganache, reparte la almendra caramelizada, puedes cubrir la tarta totalmente o hacer un marco y dejar el centro de la tarta para escribir, para poner unas velas o algún elemento decorativo.

Introduce el pastel en el frigorífico y deja reposar un par de horas o más. Después desmolda la tarta, retira el acetato de los laterales y extiende la trufa reservada. Decora con almendra caramelizada o con fideos de chocolate y vuelve a refrigerar hasta el momento de servir.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (11 votos, media: 4,09 de 5)
4.09 5 11
Loading ... Loading ...