Trucos de cocina: Tapas decorativas para tarros de conserva

Un truco de cocina para poder engalanar un tarro de conserva casero como se merece, sin necesidad de hacer compras especiales. Es una propuesta sencilla, fácil de llevar a cabo y que puede resultar de lo más atractiva, si no tienes tiempo de adquirir o de hacer las telas decoradas que cubren los tarros, puedes arreglarlo utilizando unas cápsulas o moldes para magdalenas.

Truco de cocina

Cuando queremos hacer un regalo de alguna elaboración culinaria casera que se presenta en un tarro de conserva, una mermelada, una salsa, una mezcla de especias… además de ponerle una etiqueta bonita buscamos la forma de decorar también la tapa. Muchos tarros de conservas artesanas o que pretenden aparentarlo, tienen la tapa cubierta con una blonda, con yute o con otro tipo de tejido que se sujeta con una cuerda, una goma o un lazo.

Este tipo de tapas decorativas para tarros de conserva son muy fáciles de hacer, simplemente hay que comprar la tela deseada y cortarla con el tamaño necesario para que cubra la tapa y deje un pequeño volante. Hay muchas personas que con esto tienen suficiente, pero también hay quien sabiendo coser, le dan un perfecto acabado, todo depende de si el tejido elegido se deshilacha o no.

El caso es que si necesitamos con algo de urgencia algo que nos sirva para cubrir la tapa de un tarro de conserva con algo decorativo, podemos recurrir a un sencillo truco, es utilizar cápsulas de magdalenas, mucho mejor si son de colores o con dibujos, aunque ya sabéis que también podéis pintar las cápsulas o moldes de magdalenas de forma muy sencilla, os lo mostramos en el post Colorante alimentario para pintar moldes de magdalenas y brochetas.

Normalmente, a quienes habitualmente elaboramos magdalenas caseras, nos gusta tener variedad de moldes decorados para ir variándolos, sobre todo si los hacemos para nuestros invitados, para regalar o para fotografiarlos y compartirlos en el blog o en las redes sociales. Dicho esto, nos parece interesante recordaros otro truco de cocina, en este caso para guardar los moldes de las magdalenas sin que se arruguen, sin que se deformen, sin que se ensucien y de forma ordenada.

En fin, que disponiendo de cápsulas de papel para magdalenas en nuestra cocina, y algún tipo de cuerda o goma, tenemos una solución para hacer tapas decorativas para tarros de conserva. Esperamos que os resulte un recurso útil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...