¿Se paga más de la cuenta por los alimentos ecológicos?

El informe Organic Marketing Report concluye que se paga más de la cuenta por los alimentos ecológicos, argumenta que la percepción y creencia sobre la certificación ecológica que los consumidores tienen, asociándola con los alimentos más sanos, nutritivos y seguros, ha sido explotada por la industria orgánica de forma fraudulenta y engañosa.

Informe Organic Marketing Report

Según el informe de Marketing Orgánico facilitado por Academics Review, organización sin ánimo de lucro fundada por dos profesores especializados en la microbiología relacionada con los alimentos, la nutrición y la seguridad alimentaria, se paga más de la cuenta por los alimentos ecológicos basándose en creencias erróneas que han sido promulgadas por las partes interesadas. Los argumentos más habituales son que se trata de alimentos más saludables, que son más seguros, que son más complicados de producir en comparación con sus homónimos tradicionales, etc. Este informe pretende demostrar, además, que la sostenibilidad y el bienestar animal no son las principales razones por las que los consumidores compran este tipo de alimentos.

En el caso de Estados Unidos, el USDA (Departamento de Agricultura de Estados Unidos) declaró que el sello de alimento ecológico no es una certificación de nutrición, seguridad alimentaria o calidad, sólo alude a un sistema de cultivo específico, sin embargo, en varias encuestas se delata que los consumidores asocian este distintivo con los alimentos más sanos, nutritivos y seguros. Los autores de este estudio consideran que estos errores de percepción han sido explotados al máximo por quienes trabajan con los productos ecológicos u orgánicos, la industria de este tipo de productos, así como algunas organizaciones, han sabido sacar partido a la percepción errónea. En el estudio se apunta que se ha llevado a cabo una campaña de desinformación a los consumidores durante varias décadas, en ella han estado implicados organismos como el USDA Organic Seal, curiosamente contradiciendo directamente lo que dicta el gobierno estadounidense sobre la política establecida para el uso del sello ecológico.

Evidentemente este informe sobre el marketing orgánico ha sido duramente criticado por el lobby de los alimentos orgánicos, no están de acuerdo con las apreciaciones que se destacan en este estudio. La investigación se basa en 200 informes de la industria y del estudio que ha realizado el gobierno del país para saber por qué los consumidores compraban alimentos ecológicos, también se ha tenido en cuenta la información facilitada a través de numerosas páginas web, artículos de prensa, anuncios publicitarios, informes, etc.

Los expertos de Academics Review consideran que los consumidores han gastado millones de dólares en la compra de alimentos ecológicos de primera calidad con un precio más elevado, basándose en percepciones falsas o engañosas relacionadas con la seguridad alimentaria, la nutrición y sus características saludables. En esta investigación se ha encontrado una gran evidencia sobre la actividad del marketing de esta industria y se apunta como culpable de esta percepción errónea, se sugiere además que existe un patrón de la industria de productos orgánicos y naturales en el que la investigación de mercados da pie al desarrollo de estrategias con intenciones engañosas. Es una acusación grave cuya finalidad es socavar el valor y los beneficios que brindan los alimentos ecológicos frente al actual sistema de monocultivo y producción de alimentos modificados genéticamente, así lo consideran los representantes de la industria de los alimentos ecológicos.

Los representantes del sector de los alimentos ecológicos atacan a la biotecnología agrícola, consideran que los alimentos que se producen mediante la modificación genética no cumplen la promesa realizada de ofrecer mayor rentabilidad, mejor nutrición y capacidad de poder satisfacer las necesidades alimentarias del mundo, en su lugar, están degradando el suelo, contaminando los recursos naturales y afectando a la salud. Pero no quieren entrar en este debate, prefieren hablar sobre el verdadero valor de los productos orgánicos, aseguran que los precios reflejan el coste real de la producción de los alimentos ecológicos, complicaciones por no utilizar productos fitosanitarios que resultan peligrosos para la salud y el medio ambiente, y un mayor número de horas de trabajo, es decir, se considera que los precios son coherentes y que las creencias erróneas mencionadas no están justificadas.

Son varias las organizaciones que se han alzado contra lo que se concluye en el estudio, algunas como Organic Trade Association declaran que los productores orgánicos invitan a los consumidores a recabar información sobre cómo se producen sus alimentos y que después juzguen y decidan permitiendo que puedan elegir, algo que no hace la industria de los alimentos transgénicos al no querer etiquetar los alimentos como tales. Según leemos aquí, en Estados Unidos hay más de 18.000 agricultores y ganaderos que se dedican a la producción ecológica, esto les obliga a cumplir unos requisitos muy estrictos, criar animales sin utilizar hormonas ni antibióticos, evitar el uso de plaguicidas y otros productos fitosanitarios, procesar los alimentos sin conservantes ni colorantes artificiales… además deben pasar por diferentes controles que garantizan todo lo descrito anteriormente, sugerir lo contrario si es engañoso, tal y como pretende el informe de Academics Review.

A todo esto hay que añadir que los productores ecológicos apuntan prácticas de la industria alimentaria que sí son fraudulentas, como por ejemplo el uso del término natural en los alimentos que producen cuando en realidad no lo son y no tienen ningún valor añadido como es el caso de los alimentos ecológicos. Al respecto, se puede citar como ejemplo el post Alimentos transgénicos etiquetados como alimentos naturales, claro, que hay que entender que el problema sobre el uso de “natural” ha sido provocado por la FDA (Food and Drug Administration), ya que no ha querido definir este término. Finalmente los productores de alimentos orgánicos indican que los consumidores eligen sus productos por otras razones además de las argumentadas en el estudio, muchos quieren comer alimentos que no hayan sido expuestos a productos químicos que consideran tóxicos.

Seguramente del informe Organic Marketing Report se va a hablar en más ocasiones, la información que contiene ha puesto en pie de guerra a los productores ecológicos. Quizá puedan tener algo de razón y se esté cobrando un precio abusivo con la excusa de la certificación ecológica, no es la primera vez que hablamos de este tema indicando que los alimentos ecológicos son demasiado caros. A través de este enlace podréis acceder al informe completo y valorar si realmente existe una estrategia basada en la mentira para poner en valor a los alimentos ecológicos.

Foto | sand and sky

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 4
Loading ... Loading ...