Doce recetas con puré de patata

Como entrante, guarnición y como parte de muchas recetas, el puré de patatas resulta muy agradecido y del gusto de la mayoría de personas. Podemos hacer la receta básica de puré de patatas para acompañar una carne o un pescado, o podemos enriquecer el mismo puré con otros ingredientes aportándole más sabor y más nutrientes. Aquí tenéis nuevas ideas para disfrutar de la humilde patata, doce recetas con puré de patata.

Puré de patatas

El puré de patata es un plato no falta en ningún recetario, sea como entrante o guarnición, en su elaboración más básica (y hecho a mano), resulta nutritivo, fácil de hacer y una delicia. Además, el puré de patata o parmentier puede ser una base para hacer purés con distintos sabores añadiéndole otros alimentos, como pimientos, jamón, batata… algunas ideas de este estilo las vais a encontrar en las Doce recetas con puré de patata que hemos seleccionado para el recopilatorio dominical.

Seguramente la mayoría de vosotros habéis hecho puré de patatas en repetidas ocasiones y es una receta que tenéis por la mano. También habrá quien esté iniciándose en la cocina y necesite algunos consejos para hacer esta receta, a todos os recomendamos leer el post Puré de patatas más cremoso, quizá os sirva para mejorar vuestra elaboración y también es posible que queráis aportar algún consejo para que todos aprendamos más sobre el puré de patata.

En la foto superior podéis ver doce recetas con puré de patatas muy variadas, y a continuación podéis acceder a las recetas, ya sabéis que las identificaréis siguiendo el orden habitual, de izquierda a derecha y de arriba a abajo. Esperamos que os gusten.

Molinetes de patata y especias: Este es un aperitivo que sorprende a quien lo prueba, además, es una receta ideal para aprovechar el puré de patata que te haya sobrado.

Puré de patatas con cecina al gratén: Hacemos un primer plato con el puré de patata al que incorporamos cecina (si lo prefieres, puedes utilizar jamón), en cada bocado se disfruta de la combinación de los dos elementos, además se gratina con queso cheddar y Grana Padano, una delicia sencilla de elaborar.

Parmentier de jamón con espinacas: Esta receta puedes llevarla a la práctica para hacer un aperitivo o un entrante. Haz un buen caldo de jamón para hacer el puré de patatas, armoniza muy bien con las espinacas.

Puré de patatas confitadas con romanescu y jamón: Esta receta está elaborada con Thermomix, pero también indicamos cómo hacerla al fuego. El puré de patatas de base de este entrante resulta delicioso, confitar las patatas con aceite de oliva virgen extra las hace exquisitas.

Parmentier de boniato con setas y scamorza ahumada: Esta receta de puré de patata con boniato o batata es muy apropiada para el otoño o invierno, resérvala para disfrutar de este entrante en su temporada, repetirás seguro.

Bacalao con pimientos del piquillo confitados: Un puré de patatas clásico es la base de este plato con bacalao y pimientos confitados. Sabores tradicionales bien combinados que conquistarán a los paladares más exigentes.

Parmentier de queso azul con espárragos de Navarra: Resulta delicioso el puré de patatas con queso azul, en este caso es un puré más ligero y se acompaña de unos espárragos blancos frescos, aprovecha que ahora están de temporada. Si descubres esta receta fuera de la temporada de espárragos, no dudes en probarla también con unos buenos espárragos de Navarra en conserva.

Rape con parmentier de piquillo: Los pimientos del piquillo son los que en esta receta enriquecen el puré de patatas, y resulta delicioso, ideal para acompañar con rape y unas judías verdes como en este caso, o cualquier otro pescado, e incluso carnes.

Pollo confitado con parmentier gratinado: El parmentier o puré de patata de este plato está enriquecido con caldo de jamón y aromatizado con tomillo fresco. Además se gratina con un poco de queso, una delicia para acompañar con el pollo confitado.

Magret de pato con salsa de fresas y parmentier de vainilla: Uno de los aromas y sabores que nos gusta incorporar en el puré de patata cuando lo servimos como guarnición de carnes, es el de la vainilla. También acompañaría muy bien a algunos pescados y mariscos.

Guiso de ternera y setas con puré de patata: De nuevo es un puré de patatas clásico el que se sirve como base para acompañar un guiso de carne, éste es el protagonista, ternera muy tierna y con mucho sabor por una cocción prolongada con una buena selección de especias.

Pastel de carne: El pastel de carne cubierto con puré de patata gratinado es un clásico que también debe estar en cualquier recetario. Es un poco laborioso pero merece la pena, la degustación es exquisita.

¡¡Feliz Semana!!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 3
Loading ... Loading ...