Hoy Cocinas Tú: Crème-brûlée de espárragos

Una buena propuesta para sorprender a nuestros invitados con un entrante muy especial, es esta Crème-brûlée de espárragos blancos, de sabor suave, con un elegante contraste de dulce y salado, y es fácil de hacer. Toma nota de la receta paso a paso.

Hoy Cocinas Tú

Pues ya lo veis en el nombre de esta receta, Cristina, autora del blog Le Bon Vivant nos deleita con una crème-brûlée muy especial, en lugar de un postre es un entrante, y tiene que resultar una delicia, un bocado cremoso y elegante en el paladar.

Aprovechando que estamos en temporada de espárragos blancos, tenemos que hacer la receta de Crème brûlée de espárragos que Cristina comparte en vuestra sección Hoy Cocinas Tú, podéis tomar nota de la elaboración paso a paso a continuación. Por cierto, cuando los espárragos no estén de temporada también podremos hacer esta crema con unos buenos espárragos de Navarra en conserva.

Ingredientes

  • 200 gramos de espárragos blancos
  • 300 ml. de nata
  • 150 ml. de leche
  • 1 vaina de vainilla
  • sal
  • 4 yemas de huevo
  • 6 c/s de azúcar.

Elaboración

Pelar y cortar los espárragos blancos en trozos pequeños, ponerlos en un cazo con agua y sal y cocerlos durante unos 20 minutos. Una vez cocidos, sacarlos y escurrirlos bien.

En una olla poner la nata, la leche y un poco de azúcar, abrir la vaina de vainilla a lo largo, raspar con un cuchillo para extraer las semillas y añadirlas junto con la vaina a la mezcla de leche y nata.

Poner todo a calentar unos 5 minutos, pero sin que llegue a hervir. Mover constantemente para que no se pegue.

Colar la mezcla anterior vertiéndola en el vaso de la batidora, añadir las yemas de huevo, los trozos de espárragos y triturar.

Repartir la mezcla en seis moldes para hacer la crema al baño maría. Colocarlos en una fuente de horno y llenar 3/4 partes de la fuente con agua.

Introducir la fuente en el horno precalentado a 150°C durante una hora. Pasado este tiempo, sacar los moldes del horno y dejar enfriar completamente.

Antes de servir, espolvorear con azúcar y con un soplete caramelizarlo hasta que adquiera un color dorado.

Cristina
Le Bon Vivant

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...