- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Cómo hacer un pastel de sandía

Pastel Sandía

No os dejéis engañar por la foto que veis sobre estas líneas, es un pastel, pero en su interior no hay un esponjoso bizcocho ni distintas capas de relleno de chocolate, crema o mermelada. Es un pastel de sandía, literal, aunque el diccionario define el pastel como “Masa de harina y manteca, cocida al horno, en que ordinariamente se envuelve crema o dulce, y a veces carne, fruta o pescado”.

Bueno, la descripción de la RAE (hay muchas más para el término pastel) no es exactamente la que nosotros daríamos, de todas formas, la evolución culinaria permite llamar pastel a muchos otros tipos de elaboraciones. Ahora nos diréis si es el caso el de este Pastel de sandía.

A continuación podéis ver de qué se compone este pastel, aunque ya lo dice su nombre, se trata de la fruta estrella del verano fresca, sin la corteza y cortada de forma cilíndrica, como suelen hacerse los bizcochos para una tarta o pastel.

Se puede decir que se ha convertido en una moda (se veía mucho el verano pasado, y creemos que este año va a continuar invadiendo las redes sociales y los blogs de recetas) hacer un pastel de sandía que en apariencia, antes de cortar una porción, es un suculento pastel con un bizcocho tierno y esponjoso, y con un cremoso y dulce relleno.

Pastel sin hornear

Este pastel dulce sí es, pero contiene cientos de calorías menos, pues la sandia es sobre todo agua, apenas tiene 20-30 kcal. por cada 100 gramos. Aunque evidentemente, la degustación tampoco tiene nada que ver con la de una tarta o pastel tradicional. De lo que no hay duda es de que con el pastel de sandía podemos sorprender a nuestros comensales, y de que resultará un postre muy refrescante.

Además, es un pastel muy fácil y rápido de hacer, podemos combinar la sandía con nata montada o con un frosting a nuestro gusto, de chocolate, de vainilla, de yogur (y sin grasas)… y completarlo con frutos secos, frutas frescas… el pastel de sandía se puede decorar igual que cualquier otro pastel siempre que nos guste la combinación de sabores.

Se nos ocurren muchas ideas, pero la principal es que en lugar de hacer un pastel grande utilizando una sandía completa (ya sabéis que pelar la sandía es muy fácil), haremos pequeños pasteles individuales.

Esperamos que os guste la idea de hacer unos pasteles de verano diferentes, con fruta, sin hornear, para sorprender.

Foto | Yumsugar

Cómo hacer un pastel de sandía

Posted By VelSid On In Recursos en la red | 1 Comment

Pastel Sandía

No os dejéis engañar por la foto que veis sobre estas líneas, es un pastel, pero en su interior no hay un esponjoso bizcocho ni distintas capas de relleno de chocolate, crema o mermelada. Es un pastel de sandía, literal, aunque el diccionario define el pastel como “Masa de harina y manteca, cocida al horno, en que ordinariamente se envuelve crema o dulce, y a veces carne, fruta o pescado”.

Bueno, la descripción de la RAE (hay muchas más para el término pastel) no es exactamente la que nosotros daríamos, de todas formas, la evolución culinaria permite llamar pastel a muchos otros tipos de elaboraciones. Ahora nos diréis si es el caso el de este Pastel de sandía.

A continuación podéis ver de qué se compone este pastel, aunque ya lo dice su nombre, se trata de la fruta estrella del verano fresca, sin la corteza y cortada de forma cilíndrica, como suelen hacerse los bizcochos para una tarta o pastel.

Se puede decir que se ha convertido en una moda (se veía mucho el verano pasado, y creemos que este año va a continuar invadiendo las redes sociales y los blogs de recetas) hacer un pastel de sandía que en apariencia, antes de cortar una porción, es un suculento pastel con un bizcocho tierno y esponjoso, y con un cremoso y dulce relleno.

Pastel sin hornear

Este pastel dulce sí es, pero contiene cientos de calorías menos, pues la sandia es sobre todo agua, apenas tiene 20-30 kcal. por cada 100 gramos. Aunque evidentemente, la degustación tampoco tiene nada que ver con la de una tarta o pastel tradicional. De lo que no hay duda es de que con el pastel de sandía podemos sorprender a nuestros comensales, y de que resultará un postre muy refrescante.

Además, es un pastel muy fácil y rápido de hacer, podemos combinar la sandía con nata montada o con un frosting a nuestro gusto, de chocolate, de vainilla, de yogur (y sin grasas)… y completarlo con frutos secos, frutas frescas… el pastel de sandía se puede decorar igual que cualquier otro pastel siempre que nos guste la combinación de sabores.

Se nos ocurren muchas ideas, pero la principal es que en lugar de hacer un pastel grande utilizando una sandía completa (ya sabéis que pelar la sandía es muy fácil), haremos pequeños pasteles individuales.

Esperamos que os guste la idea de hacer unos pasteles de verano diferentes, con fruta, sin hornear, para sorprender.

Foto | Yumsugar