Gastronomía & Cía Opciones
 

Reducir el desperdicio alimentario en los países en vías de desarrollo con equipos de refrigeración

Un informe realizado por la Institución Profesional de Ingeniería de Reino Unido determina que para reducir el desperdicio alimentario en los países en vías de desarrollo es necesario dotarles con la tecnología y los medios necesarios para la instalación de equipos de refrigeración que funcionen con energías sostenibles.

Seguridad alimentaria

IMechE (Institución Profesional de Ingeniería), una organización independiente de Reino Unido con la visión de que el mundo se puede mejorar a través de la ingeniería, ha dado a conocer un informe en el que concluye que se podría reducir el desperdicio alimentario en los países en vías de desarrollo si estos países contaran con equipos de refrigeración adecuados, se calcula que hasta un 25% de los alimentos podrían recuperarse, hay que tener en cuenta que se desperdicia actualmente hasta un 50% de las producciones alimentarias según esta institución. Teniendo en cuenta que uno de los grandes retos de futuro es poder garantizar la alimentación de la población, es prioritario trabajar para reducir el desperdicio de alimentos y aplicar las soluciones que sean necesarias.

Recordemos que en un informe de la FAO en el que se analizaban las pérdidas y desperdicios alimentarios generados en Europa, se aseguraba que reduciendo estas pérdidas a la mitad, se podría reducir el incremento productivo requerido para poder abastecer a la población en el año 2050 a sólo un 25%. En este sentido hay que recordar que los expertos anteriormente han estado hablando de incrementar para ese año la producción alimentaria en un 70%. En el caso de los países en vías de desarrollo, muchos pequeños agricultores viven al borde de la inseguridad alimentaria, por lo que reducir el desperdicio de alimentos podría tener un impacto inmediato y significativo sobre ellos y su modo de vida.

El año pasado la Institución Profesional de Ingeniería elaboró un informe en el que se concluía que hasta el 50% de los alimentos que se producen en todo el mundo se pierden o descartan, lo que obliga a abordar el problema en la actualidad para poder garantizar un futuro sostenible para todo el mundo, para esta organización una cuestión clave es cómo producir más alimentos en un mundo con recursos finitos. Son muchos los frentes a abordar, el cambio climático, las complicaciones para mejorar el rendimiento de los cultivos, la lucha contra la degradación de los nutrientes del suelo, la escasez de recursos como el agua, las preferencias alimentarias, etc. Para los ingenieros la forma en la que cultivamos, almacenamos, transportamos, procesamos, distribuimos y consumimos los alimentos, será determinante para garantizar la seguridad alimentaria y el bienestar de la población en este siglo.

De muchos de estos problemas ya hemos hablado en otras ocasiones y tratando la problemática en los países desarrollados, pero también es necesario centrarse en la producción de alimentos en los países en vías de desarrollo ya que cada vez producen más y los alimentos son exportados al resto de países del mundo. En el informe se desprende que este grupo de países van a tener que mejorar su productividad para poder alimentar a una gran y creciente población, sobre todo en África subsahariana y Asia, pero también los sistemas de conservación de alimentos, siendo este uno de los temas importantes.

Como decíamos, uno de los problemas prioritarios es reducir el desperdicio alimentario que se produce en estos países y que según esta organización alcanza el 50% de la producción, para ello es necesario que cuenten con una cadena de frío o congelado efectiva que trabaje a partir de fuentes sostenibles, de este modo se reducirá significativamente el desperdicio alimentario y por ende se mejorará la seguridad alimentaria en esos países y en todo el mundo en general. Para los ingenieros, las pérdidas de alimentos que se producen en los países en vías de desarrollo son una cuestión de vital importancia que se debe solucionar, ya que se trata de uno de los factores que participan en el desperdicio total de alimentos a nivel mundial.

Conservación de los alimentos

Según la investigación realizada, hasta el 50% de las frutas y verduras que se producen en la India y el África subsahariana se desperdician, un 25% de la leche que se produce en Tanzania se echa a perder, un 97% de la carne se comercializa en caliente, es decir, en ningún momento ha estado en la cadena de frío para su conservación. El riesgo de toxiinfecciones alimentarias y el desperdicio de carne por falta de conservación, es elevado. En los países en vías de desarrollo se pudre la comida, algo lógico teniendo en cuenta que no disponen de cadenas de suministro de frío y congelado, no tienen una infraestructura adecuada, no disponen de tecnología y personal capacitado para el mantenimiento. Los expertos explican que es necesario realizar más esfuerzos para transferir la tecnología de los países desarrollados a los países en vías de desarrollo, así como los conocimientos y las habilidades necesarias que permitan reducir significativamente el volumen de alimentos que se desperdician.

En países como la India ya se han puesto en marcha programas para construir cadenas de frío para abordar el problema de los alimentos perecederos, el Gobierno del país ha destinado 15.000 millones de dólares para desarrollar una infraestructura de cadenas de frío en un plazo de 5 años, sin embargo, en otros países este tema parece estar aparcado. IMechE está en contacto con los Gobiernos de estos países y les explican por qué es prioritario invertir en la infraestructura de la cadena de frío para mejorar la seguridad alimentaria, consideran que es necesario que las organizaciones no gubernamentales y los Gobiernos apoyen e incentiven el desarrollo de las cadenas de frío sostenibles utilizando energías renovables. Este sería un paso decisivo para aprovechar los alimentos y mejorar la economía de cada país.

Sin embargo, son muchos problemas los que hay que abordar para poder instalar las infraestructuras de la cadena de frío, en muchos países en vías de desarrollo, la mayoría de la población no tiene acceso a la corriente eléctrica, en el caso de África subsahariana, un 70% de la población no tiene acceso a la electricidad, en la India esta cifra se incrementa hasta los 350 millones de personas. Por ello no disponen de sistemas que permitan conservar mejor los alimentos que los pequeños agricultores y ganaderos producen, y por tanto, la seguridad alimentaria es muy complicada.

Lo que no dice el informe es que aunque se convenza a estos Gobiernos que es prioritario abordar la conservación de los alimentos, no disponen de recursos suficientes para realizar las inversiones necesarias, aquí es donde entra en juego la ayuda de los países desarrollados, las inversiones ayudarían a los países con economías más deprimidas, pero también a quienes brindan la ayuda. El informe de la Institución Profesional de Ingeniería es interesante, ofrece una de las claves que contribuirían a garantizar la seguridad alimentaria en el año 2050, podéis conocer su contenido a través de este enlace (Pdf).

Foto 2 | CIAT

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.