Gastronomía & Cía Opciones
 

Staybowlizer, un sencillo utensilio de cocina multifunción

Staybowlizer es un utensilio aparentemente muy simple pero que puede resultar muy útil en la cocina, de hecho, le denominan la tercera mano para la cocina. Conoce sus características y usos a través del vídeo.

Staybowlizer

Puede llegar a sorprender la cantidad de usos que tiene Staybowlizer, un sencillo utensilio de cocina multifunción que ha sido galardonado recientemente con los Premios Innovación IHA 2014 (donde lo fue también el Dumpling Cube), los premios se conocieron el pasado mes de marzo en Chicago, el Staybowlizer fue galardonado en la categoría de utensilios de cocina.

Sus diseñadores definen el Staybowlizer como una tercera mano para la cocina. En principio pensábamos que su uso sería básicamente el de mantener fijo un recipiente, por ejemplo un bol y adaptándose a distintos tamaños, y así poder trabajar con él sin que se mueva, como lo que conseguimos con el soporte para bol.

Otro uso claro y práctico es el de colocarlo en el cazo en el que se va a hacer un baño maría y así evitar que él recipiente superior toque en el fondo del cazo. Pero por sus características, tiene muchos usos más, lo podéis ver a continuación en el vídeo.

El cuenco o bol se puede fijar a la mesa de trabajo por el efecto ventosa del aro de silicona, permitiéndonos batir los ingredientes sin necesidad de ocupar una mano sujetando el recipiente. Si el tamaño del bol es más pequeño, simplemente hay que colocarlo sobre el Staybowlizer por el lado que convenga.

También se puede colocar el bol ligeramente inclinado para ciertas elaboraciones que lo precisen. Puede utilizarse como salvamanteles o para colocar los recipientes y tapas calientes en la cocina sin que entren en contacto con la encimera y así evitar que la quemen.

Este utensilio de cocina está disponible en cinco colores, naranja, rojo, verde, negro y blanco, en la web del producto podéis conocer los comercios online en los que se comercializa. Sobre sus características, tiene un diámetro que ronda los 23 centímetros y está fabricado en silicona, por lo que soporta hasta 260º C. Obviamente, se puede lavar en el lavavajillas.

Aparentemente es un utensilio sencillo pero que puede resultar muy práctico en la cocina, aunque su precio no es muy económico dada su simpleza, pues ronda los 20 euros, dependiendo del comercio en el que se adquiera. ¿Qué os parece?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.