Sopa fría de guisantes con huevo y cecina

Sopa fría de guisantes con huevo y cecina, receta con Thermomix de una sopa que quedará fría al instante, no es necesario dejarla reposar en el frigorífico porque se elabora con guisantes finos congelados. Es una sopa muy sencilla pero con buen producto el resultado es exquisito.

Sopa fría de guisantes con huevo y cecina

Normalmente las sopas frías, gazpachos, salmorejos, ajoblancos… se deben elaborar con antelación y dejar enfriar en el frigorífico, así se homogenizan los sabores además de adquirir la temperatura adecuada para su degustación. No sucede lo mismo con esta Sopa fría de guisantes, pues una vez hecha estará muy fresquita, pues su ingrediente principal está congelado.

La receta de Sopa fría de guisantes con huevo y cecina se elabora rápida y fácilmente, es un entrante muy nutritivo, ligero y refrescante, también es un plato económico y tan rico, que gustará a todos. Os animamos a probarla porque aunque veréis que es una sopa muy sencilla, con unos buenos guisantes y un buen caldo de carne (con el de jamón también queda muy rica), el resultado es espectacular, ¡para repetir!.

Ingredientes (4 comensales)

  • 550 gramos de guisantes finos congelados
  • 65 gramos de cebolla tierna
  • 80 gramos de manzana ácida
  • 650 gramos de caldo de carne (o de verduras)
  • 40-50 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 1 c/s de hierbabuena fresca
  • ½ c/c de pimienta negra recién molida
  • sal al gusto.

Guarnición

  • 4 huevos
  • 2 lonchas de cecina
  • cebollino fresco
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pon en el vaso de Thermomix (o del robot de cocina que utilices) los guisantes sin descongelar. Añade la cebolla tierna previamente pelada y troceada, la manzana sin piel y troceada y el caldo de carne.

Tritura a velocidad 4-5, primero los ingredientes se irán haciendo en una pasta porque los guisantes están congelados, poco a poco se irá haciendo más cremoso. Entonces añade el aceite de oliva virgen extra, la hierbabuena, la pimienta negra y la sal, y tritura a velocidad progresiva 5-7-9 hasta obtener una sopa ligera, fina y homogénea. Reserva en el frigorífico para mantener el frío.

Sopa fría de guisantes con huevo y cecina

Prepara los huevos poché, explicamos el paso a paso en el post Cómo hacer huevos poché, también puedes hacerlos con el método clásico, en una olla con abundante agua, un poco de vinagre y sal.

Corta la cecina en tiras finas y pica el cebollino bien fino.

Emplatado

Sirve la sopa fría de guisantes y coloca en el centro del plato el huevo poché y unas tiras de cecina. Para terminar, espolvorea el cebollino picado y deja caer unas gotas de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 5
Loading ... Loading ...