Palitos de polenta con parmesano y romero

Receta de Palitos de polenta con parmesano, romero y trufa, un aperitivo para comer con las manos recién hecho o frío. Resultan crujientes y muy sabrosos, siendo además un bocado muy nutritivo, y lo que también interesa, muy fácil de hacer.

Palitos de polenta con parmesano y romero
La polenta es un alimento muy versátil, con ella podemos hacer aperitivos, platos principales, guarniciones, postres… si nos quedamos con los aperitivos, os proponemos una receta fácil y rápida de preparar y que además resulta muy sabrosa, son los Palitos de polenta con parmesano y romero.

Es como la polenta frita o crostini di polenta, en esta ocasión enriquecida con queso y aromatizada con romero y aceite de trufa, pero en lugar de freír los bastones en abundante aceite o con mantequilla, los hacemos a la plancha, así conseguimos que queden crujientes y que absorban menos cantidad de grasa. Los Palitos de polenta con parmesano son ideales como aperitivo para comer con las manos, cualquier ocasión es buena.

Ingredientes (4-6 comensales)

  • 500 gramos de caldo de jamón (se puede hacer con otro caldo o con agua)
  • 5 gramos de romero fresco picado
  • 125 gramos de polenta
  • 100 gramos de queso parmesano
  • ½ c/c de sal
  • 1 c/s de aceite de trufa (opcional).

Elaboración

Pon en un cazo el caldo a calentar. Mientras tanto, deshoja las ramitas de romero y pícalas más o menos finas para que no se encuentren hojas enteras al degustar la polenta.

Trocea el queso parmesano para molerlo en la procesadora de alimentos, también puedes rallarlo con un rallador bien fino.

Cuando el caldo rompa a hervir, vierte la polenta en forma de lluvia y añade el romero y sal al gusto. La cantidad de sal varía según el caldo utilizado o si se cocina la polenta con agua. Baja el fuego y mueve la polenta con una cuchara de madera o una espátula, añade el parmesano y continúa cociendo sin dejar de batir, durante cinco o seis minutos.

Palitos de polenta con parmesano y romero

Antes de retirar del fuego añade el aceite de trufa, si no dispones de él, puedes añadir aceite de oliva virgen extra.

Vierte la polenta en un molde cuadrado o rectangular, con el que puedas obtener una plancha de polenta de un centímetro de grosor aproximadamente. Alisa la superficie y deja enfriar a temperatura ambiente.

Cuando se haya enfriado, vuelca la polenta de parmesano en la mesa de trabajo y corta en bastones. Entonces prepara una sartén o una parrilla para tostarlos hasta que estén crujientes, unta el recipiente de cocción con un poco de aceite de oliva virgen extra y ponlo a fuego fuerte. Dora los palitos de polenta por los cuatro lados y coloca sobre una rejilla para que la humedad no los ablande.

Emplatado

Sirve los bastones de polenta crujiente en bandejas o en recipientes adecuados para presentar el aperitivo a tus comensales, puedes servirlos recién hechos o una vez fríos. ¡Buen provecho!

Palitos de polenta con parmesano y romeroPalitos de polenta con parmesano y romeroPalitos de polenta con parmesano y romeroPalitos de polenta con parmesano y romero

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,80 de 5)
4.8 5 5
Loading ... Loading ...