Restaurante Casa Jaime (Peñíscola). Agosto 2014

El Restaurante Casa Jaime de Peñíscola es un restaurante familiar que hace feliz al comensal que busca cocina tradicional autóctona y marinera, con algunas pinceladas de cocina creativa. El producto y el respeto que le tienen los cocineros, hacen que cada plato sea un manjar. En Casa Jaime se puede disfrutar de algunos de los mejores arroces de Castellón.

Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)
Del Restaurante Casa Jaime de Peñíscola (Castellón) ya os hemos hablado, fue cuando lo visitamos por primera vez en el año 2011, podéis recordar lo que os contamos aquí, en la crónica del Restaurante Casa Jaime. Os contábamos entonces algunos detalles sobre la historia de un establecimiento de hostelería que nació en el año 1967, fue fundado por Jaime Sanz, marinero antes que cocinero, y su esposa Pilar Bonfill, aunque entonces era un bar de tapas y se ubicaba en otro lugar de este municipio castellonense.

En 1982 el restaurante se trasladaba a la avenida Papa Luna, a primera línea de mar y con vistas al famoso Castillo de Peñíscola. Como os comentábamos, se trata de un restaurante familiar que está especializado en cocina autóctona y marinera, tradicional y con toques creativos en buena parte por la aportación de quienes completan la familia y son herederos de la pasión por el oficio, Jaime Sanz Bonfill en sala y Jordi Sanz Bonfill en cocina.

Dicen que fue el director de cine Luís García Berlanga quien puso Peñíscola en el mapa gracias a la película estrenada en 1956 con el titulo Calabuch, éste es el nombre con el que se conoce uno de los mejores arroces de Casa Jaime, el Arroz Calabuch (perenne en su carta, por lo que lo podréis probar siempre que vayáis y lo encarguéis previamente). No va a hacer el mismo efecto la nueva serie de televisión que ha vuelto a hacer protagonista de una historia a Peñíscola, El Chiringuito de Pepe, porque este municipio marinero ya se encuentra entre los destinos turísticos preferentes de sol y playa, no le falta patrimonio artístico ni riqueza paisajística, y en lo gastronómico, pues se puede encontrar de todo.

Nosotros os mostramos parte de lo que se puede degustar en Casa Jaime, concretamente lo que tomamos en nuestra última visita hace un par de días, aún tenemos el sabor a mar en los labios. Empezamos con unos aperitivos para los que Jaime Sanz descorchó una botella de Bodegas Hispano Suizas, Bobos de Finca Casa La Borracha, un Bobal 100% que armonizó muy con toda la comida.

El primer bocado fueron unas Galeras a la sal con aroma de azahar, una buena elaboración para un crustáceo que como os hemos comentado en muchas ocasiones, cada vez es más apreciado y se hace protagonista de exquisitos platos. Con esta elaboración, además de respetar el sabor de la galera y potenciar su jugosidad, nos ponen fácil disfrutar de su carne, ya sabéis que lo incómodo es pelarla. Conviene comerla en cuanto está servida para que la sal no la continúe cocinando.
Casa Jaime. Agosto 2014
Para repetir una y mil veces están las Croquetas de chipirones en su tinta posadas sobre una pincelada de all i oli, en las fotos podéis apreciar la jugosidad y cremosidad de su interior. Son unas croquetas muy sabrosas, un crujiente perfecto (y una fritura perfecta) que envuelve un clásico guiso de chipirones en su tinta en otro formato.

El último aperitivo fue el Crujiente de sardina y albahaca, una lámina de pasta filo envuelve el lomo del pescado con albahaca fresca. De nuevo una fritura correcta, hay que tener en cuenta que la sardina debe someterse a una breve fritura para que quede jugosa. Un bocado rico con un toque cítrico adecuado para limpiar el paladar.

Seguimos saboreando el Mediterráneo con unas ortigas de mar u ortiguillas, por si no las conocéis, se trata de una anémona muy apreciada en este litoral. Normalmente se preparan rebozadas, y en Casa Jaime las hacen muy bien, quedan crujientes, muy jugosas, nada grasas y con un rebozado fino que permite saborear su profundo sabor marino en una generosa ración.

También probamos unos Pulpitos a la plancha con salsa verde, tiernos y muy sabrosos, y la sorpresa vino con la Llengueta a la bilbaína con huevo de corral. Se conoce como llengueta o llangueta a un pescado similar al chanquete, su consumo está permitido porque su pequeño tamaño es su tamaño natural, no crece más. Es suave y agradable en su degustación en sus distintas preparaciones, la llengueta suele hacerse rebozada, pero en Casa Jaime nos la presentaron a la bilbaína, es decir, con ajitos y guindilla. Además añaden un huevo de corral que se cocina delante del comensal, simplemente con el calor que mantiene una cazuela de hierro. Un delicioso bocado.

Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)

Y pasamos al arroz, en esta ocasión elegimos el Arroz Columbretes que nada tiene que envidiar al famoso Arroz Calabuch. Se trata de un arroz elaborado con ajos tiernos, yemas de erizo y gamba roja. Los arroces los bordan Jordi y Jaime Sanz, por su sabor, por el punto de cocción de todos sus componentes… nos comentaron que utilizan una variedad de arroz denominada Tartana, sobre ella hablaremos próximamente. Sobre el arroz, no podemos hacer más que recomendaros probar, de momento el Calabuch y el Columbretes, en su carta tienen algunos más.

Llegamos a los postres con una interesante oferta de elaboraciones caseras, repetimos la Tarta de naranja que probamos en la primera ocasión, una tarta elaborada en una paella con la que sorprenden al comensal en la mesa, tan rica como la Tarta de manzana agridulce que elaboran en el mismo formato. Una masa crujiente soporta una buena dosis de crema pastelera que se corona con la fruta fresca, la naranja con sus gajos bien limpios, pelada a lo vivo.

Y para disfrutar de un postre nuevo elegimos la Torrija con helado de turrón, una jugosa torrija de pan de brioche coronada con yema y acompañada de una generosa bola de helado de turrón casero, un lujo para los más golosos.

Ya lo veis, disfrutamos de la cocina autóctona y marinera de este restaurante familiar desde los aperitivos hasta los postres, dedican todo el tiempo que sea necesario en la elaboración, en el servicio y en la explicación de los platos, no porque sea necesario explicar qué vas a comer como sucede en ciertos restaurantes actualmente, sino porque Jaime ilustra con su saber sobre cualquier especie marina que se pose en su mesa, su hábitat, su alimentación, su captura e incluso su elaboración en cocina.

La finalidad es hacer feliz al comensal, y lo consiguen, porque el que lo prueba vuelve.

Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Casa Jaime. Agosto 2014Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)Restaurante Casa Jaime (Peñíscola)

Restaurante Casa Jaime
Avda. Papa Luna nº 5
12598 Peñíscola
964 480 030
www.casajaime.net
Twitter: @RteCasaJaime
Precio medio: 30-60 euros

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 4
Loading ... Loading ...