Pasta con calabacín, crème fraîche, parmesano y trufa

Receta de Pasta con calabacín, crème fraîche, parmesano y trufa, elige una pasta corta que se impregne bien con la salsa de crema fresca con parmesano y aceite de trufa, acompaña además con unas nueces y unos tomatitos cherry. Toma nota de la elaboración paso a paso.

Pasta con calabacín, crème fraîche, parmesano y trufa

Las recetas de pasta como la que hoy os vamos a proponer nos encantan para la primavera y el verano, pues son platos frescos y llevan ingredientes de temporada, tomad nota de esta receta de Casarecce con calabacín, crème fraîche, parmesano y trufa porque es fácil y rápida de elaborar y va a encantar a vuestros comensales.

Resulta un plato de pasta cremoso, fresco y con una rica combinación de texturas y de sabores. El calabacín lo servimos crudo, ya sabéis que son muchos los platos en los que esta hortaliza la incorporamos sin cocinar para que aporte su textura y un sabor suave, más intenso es el sabor del queso parmesano de la salsa, con el que armoniza muy bien, además, el toque de aceite de trufa lo hace más complejo, aunque si no disponéis de este aceite no dudéis en preparar esta receta de Pasta con calabacín, crème fraîche, parmesano sin él.

Ingredientes (4 comensales)

  • 350 gramos de casarecce (u otro tipo de pasta corta)
  • 150-200 gramos de calabacín
  • 24 tomatitos cóctel
  • 8-10 nueces
  • 240 gramos de crème fraîche
  • 50 gramos de parmesano
  • 15 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de aceite de trufa blanca
  • pimienta negra recién molida
  • sal.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar para cocer la pasta. Cuando rompa a hervir añade la sal y a continuación la pasta, mueve con la cuchara o espátula para que no se pegue y cuando vuelva a romper a hervir, baja el fuego a temperatura media-alta. Cuece la pasta hasta que esté al dente.

Mientras tanto, lava bien el calabacín y córtalo en daditos, no hace falta pelarlo. Lava también los tomatitos cóctel, los nuestros son de cultivo en maceta y muy pequeñitos, si son más grandes los puedes cortar por la mitad. Pela las nueces y trocéalas.

Pasta con calabacín, crème fraîche, parmesano y trufa

Prepara la salsa, por la crema fresca en un cuenco y añade el queso parmesano rallado muy fino, incorpora también el aceite de oliva virgen extra y el aceite de trufa, la cantidad al gusto (depende en buena parte de la marca del aceite, de su intensidad). Mezcla bien y prueba para salpimentar al gusto.

Escurre la pasta y aderézala con la salsa de crème fraîche, parmesano y trufa.

Emplatado

Sirve los casarecce y sobre ellos reparte el calabacín, los tomates y las nueces, termina con un poco de pimienta negra recién molida y sirve enseguida. El comensal deberá mezclar la pasta con el resto de ingredientes para disfrutar de la combinación de este sabroso plato. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...