Salsa bechamel con chile y pimienta de Sichuan

Receta de salsa bechamel picante, con chile, pimienta de Sichuan, cinco pimientas… es una salsa muy versátil, tanto para hacer unos canelones con bechamel gratinados originales, como para aderezar un plato de pasta, acompañar un filete de carne o un pescado a la plancha.

Bechamel

Hacía mucho tiempo que queríamos compartir con vosotros esta Salsa bechamel con chile y pimienta de Sichuan, y aprovechando que teníamos varias cosas en los fuegos antes de hacerla, hemos adelantado haciendo el roux en el microondas, y de paso nos ha servido para explicaros este recurso.

Después hemos preparado esta salsa bechamel picante en un cazo al fuego, como hacemos normalmente, aunque también se podría hacer en el microondas, pero esto lo veremos en otra ocasión. Esta salsa nos gusta para aderezar distintas comidas, es muy versátil, queda tan bien con pasta fresca como con una pechuga de pollo a la parrilla o un pescado a la plancha. También puede utilizarse para unos canelones especiales y gratinarla después, seguro que cuando probéis esta Bechamel con chile y pimienta de Sichuan se os ocurren muchos platos en los que disfrutarla.

Ingredientes

  • 50 gramos de roux
  • 400 gramos de leche
  • ½ c/c de ajo en polvo casero
  • ½ c/c de chile en copos
  • ½ c/c de pimienta de Sichuan recién molida
  • ½ c/c de cinco pimientas recién molidas
  • ½ c/c de lemon grass en polvo
  • c/n de sal.

Elaboración

Prepara el roux, puedes hacerlo siguiendo la receta de Cómo hacer roux en el microondas o hacerlo normalmente, en un cazo o en una sartén. Es tan sencillo como fundir la mantequilla o calentar el aceite y después incorporar la harina (TPT), disolver y dejar que burbujee.

Una vez hecho el roux, incorpora al cazo la leche poco a poco, sin dejar de mover con las varillas. Cuando se haya integrado y la salsa empiece a espesar, incorpora las especias, el ajo en polvo, el chile, la pimienta de Sichuan, la mezcla de cinco pimientas y el lemon grass.

Añade también una pizca de sal y continúa batiendo con las varillas para que se repartan y vayan infusionando la salsa, cocina a fuego bajo hasta que la bechamel espese y tenga cierta densidad. Prueba y rectifica de sal si fuera necesario.

Según el plato que vaya a aderezar puedes querer la salsa bechamel más ligera o más densa, puedes conseguir la densidad deseada poniendo más o menos leche. Para empezar puedes poner un poco menos de la leche indicada y después rectificar.

Cuando obtengas una salsa fina, suave y aterciopelada, retira el cazo del fuego y sírvela. Si la has preparado con antelación y debes guardarla, puedes añadir un poco de mantequilla en la superficie para que forme una película grasa y no se haga una piel seca de salsa, o también puedes cubrir la salsa a piel.

Deja enfriar a temperatura ambiente, una vez fría la puedes guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...