Alete de Nestlé, ganador del Premio a la mentira publicitaria más insolente 2014

Foodwatch acaba de dar a conocer al producto ganador del Premio a la Mentira Publicitaria más Insolente 2014, los preparados alimentarios infantiles Alete de Nestlé lo han ganado por mayoría.

Preparados alimentarios infantiles Alete de Nestlé

A principios del mes de septiembre la asociación alemana Foodwatch presentaba la lista de candidatos que optaban al Premio a la mentira publicitaria más insolente (Goldener Windbeutel), lista formada por las bebidas Glacéau Vitaminwater de Coca Cola, la sopa de pollo Knorr activ de Unilever, el zumo de manzana sin filtrar Bio Apfelsaft de Coop, las galletas para el desayuno Belvita de Mondelez y los preparados alimentarios infantiles Alete de Nestlé.

Todos estos productos estaban nominados por publicidad fraudulenta, por atribuir propiedades saludables que no han sido avaladas científicamente, por contener ingredientes que mejoran y potencian el sabor a pesar de que se anuncie que el producto no contiene ningún tipo de aditivo, por indicar que la materia prima se obtiene del país cuando en realidad y según la etiqueta alimentaria, puede proceder de cualquier país comunitario, por atribuirles que pueden formar parte de una dieta sana y equilibrada conteniendo cantidades muy elevadas de azúcar, etc. Pues bien, tras las votaciones realizadas por los consumidores a través de la página web de esta asociación, se designa a los preparados alimentarios infantiles Alete de Nestlé, ganador del Premio a la mentira publicitaria más insolente 2014.

Nestlé recomienda esta gama de productos como una comida saludable y completa para los bebés, se destaca que son ricos en calcio y vitamina D para un crecimiento saludable de los huesos y declara que son alimentos muy seguros. Sin embargo, según Foodwatch y los diversos pediatras consultados, los productos de la gama que ofrece Nestlé pueden provocar sobrealimentación (riesgo de obesidad infantil) y la aparición de caries si se realiza un consumo habitual. Esta asociación alemana sin ánimo de lucro, que lucha por defender los intereses y derechos de los consumidores alemanes, pide a Nestlé que retire esta gama de productos del mercado por los mencionados riesgos, ya veremos si la compañía sigue la recomendación o simplemente la ignora.

Premio Goldener Windbeutel 2014

Con respecto a las votaciones, los preparados alimentarios infantiles Alete de Nestlé han ganado por mayoría, acaparando el 45’8% de los votos, le siguen la sopa de pollo Knorr activ de Unilever con un 25’2%, las bebidas Glacéau Vitaminwater de Coca Cola con un 14’6%, las galletas para el desayuno Belvita de Mondelez con un 11’5% y finalmente el zumo de manzana sin filtrar Bio Apfelsaft de Coop con un 2’9% de las votaciones.

Foodwatch va a iniciar las acciones oportunas para intentar poner fin a estas prácticas, por ello ha preparado una carta a la que se pueden sumar los internautas y que enviará por correo electrónico a Gerhard Berssenbrügge, CEO de Nestlé. En ella se solicita que se retiren del mercado estas «bombas calóricas» que no encajan en una dieta saludable durante los primeros meses de vida de los bebés. Posiblemente está carta no será tenida en cuenta y como ha ocurrido con los premiados de ediciones anteriores, Nestlé no querrá recoger este indecoroso premio. Además, no será extraño que la compañía suiza ponga en marcha una campaña informativa con la que pretenda contrarrestar la información que proporciona Foodwatch.

A través de la página oficial de la asociación alemana, podréis conocer más detalles sobre el premio Goldener Windbeutel 2014.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (9 votos, media: 4,44 de 5)
4.44 5 9
Loading ... Loading ...