Guiso tradicional de cordero con patatas

Siempre apetecen recetas de guisos tradicionales, sobre todo en esta época, así que hoy os proponemos un sencillo Guiso de cordero con patatas, muy fácil de hacer y de repetir. Toma nota de la elaboración paso a paso.

Guiso tradicional de cordero con patatas

Poco hay que presentar de un guiso básico de patatas con carne, aunque hay muchísimas recetas diferentes, quizá tantas como cocineros, es un plato que lo dice todo cuando se lleva a la boca. En esta época lo que apetecen son platos reconfortantes, que nos llenen de calor el cuerpo y de sabor el paladar, sin olvidar lo más importante que es la parte nutritiva, y este Guiso tradicional de cordero con patatas lo es.

Aunque el cordero es una carne más grasa que otras (y aún lo es más el cuello, que es sabrosísimo), es un plato nutritivo y sano, sólo hay que cuidar el resto del menú, por ejemplo empezando con una ensalada o unas verduras. Para quienes se inicien en la cocina, este guiso de cordero con patatas es ideal porque es muy fácil de hacer. Aquí tenéis una receta para cualquier día de la semana, pues además es muy económico.

Ingredientes (4-6 comensales)

  • 750 gramos de cuello de cordero
  • 1 cebolla morada
  • 3-4 dientes de ajo
  • 2 c/p generosas de pulpa de pimiento choricero
  • 1 kilo de patatas
  • 1 c/c de pimentón agridulce
  • c/n de pimienta negra recién molida
  • ½ c/c de comino molido
  • c/n de sal
  • 3-4 ramitas de tomillo fresco
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Prepara la carne para el guiso, puedes cortar el cordero al gusto. Pela la cebolla y pícala en brunoise, pela los dientes de ajo y dales un golpe para que se rompan. La pulpa de pimiento choricero es mejor si la sacas de los pimientos rehidratados, pero ocasionalmente también se puede recurrir a los tarritos de pulpa comerciales.

Pela las patatas y cháscalas, es decir, córtalas un poco con el cuchillo y después rómpelas para obtener los trozos (de tamaño bocado) de modo que expulsen el almidón cuando se guisen para espesar la salsa.

Pon una olla grande a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y dora el cordero por los dos lados, añádele sal al gusto. Si es necesario dóralo en tandas, no lo amontones. Cuando el cordero se haya dorado y haya dejado su sabor en la olla, retíralo y reserva.

Guiso tradicional de cordero con patatas

Baja el fuego y pocha la cebolla hasta que esté bien tierna, entonces incorpora los ajos, sube el fuego y dale un par de vueltas. Reincorpora el cordero, añade las patatas, el pimiento choricero, el pimentón, la pimienta, el comino y la sal. Incorpora también el tomillo deshojado. Dale un par de vueltas para que se repartan los condimentos y moja con agua caliente hasta cubrir.

Lleva a ebullición y a continuación baja el fuego, cuece con la olla semi-tapada hasta que las patatas estén tiernas y la carne hecha al gusto, pueden ser necesarios unos 30 minutos. De vez en cuando mueve con una cuchara de madera para que el almidón vaya saliendo y espesando la salsa.

Emplatado

Sirve el guiso de patatas y cordero después de reposar cinco minutos, y prepara a los tuyos para disfrutar. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (20 votos, media: 3,85 de 5)
3.85 5 20
Loading ... Loading ...