Gastronomía & Cía Opciones

Rigatoni con sopa de parmesano

Una receta de pasta diferente es la que os proponemos con estos Rigatoni con salsa de parmesano. La elaboración es muy sencilla, se necesitan poco ingredientes y muy básicos, y sólo se utilizará una cazuela para cocinar. El resultado es mucho más rico de lo que parece.

Rigatoni con sopa de parmesano

Esta receta de Rigatoni con sopa de parmesano es una nueva propuesta para que disfrutéis de un plato de pasta sencillo pero muy sabroso, más de lo que en principio puede parecer. Además os mostramos una forma diferente de cocinar pasta, en lugar de hacerla en abundante agua salada, se cuece en lo que formará parte de la sopa, caldo y leche.

Así que sólo será necesario un recipiente para cocinar, y creednos, la pasta queda bien cocida, al dente y con mucho sabor. Tomad nota de esta receta de pasta con sopa de parmesano, podéis sustituir los rigatoni por otra pasta que os guste o que tengáis en la despensa, y cuando la probéis ya nos comentaréis qué os ha parecido.

Ingredientes (4 comensales)

  • 1 chalota
  • 2 dientes de ajo
  • 300 gramos de rigatoni
  • 900 gramos de caldo de ave (o de verduras)
  • 600 gramos de leche
  • 1 c/c de pimienta de Jamaica
  • 1 c/p de orégano
  • ½ c/c de copos de guindilla (opcional)
  • ½ limón (su piel rallada)
  • c/n de sal
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • 100-120 gramos de parmesano.

Elaboración

Para hacer esta receta de pasta necesitas una sartén de base amplia y paredes altas, tipo sauté, o también puedes utilizar una cazuela baja o una paella.

Pela la chalota y los ajos y pícalos bien finos. Pon un poco de aceite de oliva virgen extra en la cazuela y cuando esté templado incorpora los ajos y la chalota, deja que vayan tomando color. Llegado el momento, incorpora los rigatoni y moja con el caldo y la leche. La pasta debe quedar cubierta.

Muele la pimienta de Jamaica e incorpórala a la pasta, añade también el orégano, la guindilla si quieres aportar un punto picante, la piel de limón recién rallada y sal al gusto. Deja que rompa a hervir y entonces baja el fuego, tapa la cazuela dejando una pequeña salida para el vapor.

Rigatoni con sopa de parmesano

Cuece hasta que la pasta esté al dente, revisa de vez en cuando para comprobar que a medida que se consume caldo y leche, la pasta se cuece de forma homogénea. Cuando la pasta esté hecha, incorpora la mitad del queso parmesano recién rallado, mezcla bien y pruébalo.

Seguramente querrás añadir más queso, haciendo que la sopa espese un poco más (aunque debe ser de consistencia ligera) y que gane en sabor. Puedes añadir la cantidad de queso parmesano al gusto, la cantidad indicada es orientativa.

Emplatado

Sirve los rigatoni en platos hondos y reparte la sopa de parmesano. Termina coronando el plato con un puñadito de queso parmesano, orégano y piel rallada de limón. No olvides poner cucharas en la mesa. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 3,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.