Crema de boletus con pollo confitado

Un buen primer plato para una comida especial es esta Crema de boletus con pollo de corral confitado, tomillo y aceite de trufa blanca. Es una receta fácil de hacer y no requiere mucho tiempo de dedicación en la cocina.

Crema de boletus con pollo confitado

Empezamos una comida con un plato de cuchara reconfortante y sabroso si preparamos esta Crema de boletus con pollo confitado. Es una receta muy fácil de hacer y también requiere poco tiempo de elaboración. Veréis que hemos utilizado boletus congelados, pues siempre que hay abundancia los preparamos para tener en cualquier ocasión. Si los tenéis frescos, podéis hacer esta crema igual, pero variará la cantidad de agua a incorporar (quizá prefiráis añadir un caldo de ave suave).

Si estáis buscando ideas para conformar el menú de Navidad, esta crema de boletus con pollo confitado puede ser una buena opción para empezar. Además de nutritivo, es un plato con sabores que todos reconocerán y seguramente será del agrado de todos los invitados. Tomad nota, probadla y nos contáis.

Ingredientes (4 comensales)

Para la crema de boletus

  • 2 chalotas
  • 60 gramos de vino oloroso
  • 450 gramos de boletus congelados
  • 70 gramos de agua
  • 2 ramitas de tomillo
  • 1 c/c de pimienta de Jamaica recién molida
  • ¼ c/c de pimienta negra recién molida
  • c/n de sal
  • 80 gramos de nata
  • aceite de oliva virgen extra
  • aceite de trufa blanca (opcional).

Para el pollo

  • 1 pechuga de pollo de corral pequeña
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • 1 diente de ajo grande
  • un trozo de piel de limón
  • 2 ramitas de tomillo
  • sal Maldon ahumada.

Otros

  • 2 rebanadas de pan de molde
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Empieza preparando el pollo para confitarlo, pon en un cazo la cantidad de aceite de oliva virgen extra necesario para que cubra la carne. Añade el ajo pelado, la piel de limón y el tomillo, ponlo a calentar hasta alcanzar los 60º C aproximadamente e inténtalo mantener en esa temperatura. Introduce la pechuga de pollo y confítala durante media hora aproximadamente.

Mientras tanto, prepara la seta de boletus. Pon una cazuela a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra, pela y pica la chalota en juliana y rehógala en el aceite, añadiendo una pizca de sal, hasta que empiece a estar tierna. Moja con el vino oloroso y deja que reduzca.

A continuación añade los boletus sin descongelar, sube el fuego y deja que se descongelen y suelten el agua, entonces añade el agua necesaria para su cocción, la cantidad indicada en los ingredientes es aproximada.

Crema de boletus con pollo confitado

Añade el tomillo deshojado, la pimienta de Jamaica, la pimienta negra y sal al gusto, cuece unos diez minutos a fuego medio-bajo y con la cazuela semitapada. Entonces retira del fuego. Tritura las setas con la batidora eléctrica y añade la nata, vuelve a triturar y prueba para rectificar de sal o especias si fuera necesario.

Cuando la pechuga esté en su punto, antes de cortarla para servirla márcala en la plancha para dorar la superficie. Después córtala en tiras no muy gruesas.

Corta el pan de molde en bastones, descartando la corteza. Pulverízalos con aceite de oliva virgen extra y hazlos a fuego suave en una sartén hasta que se tuesten y estén crujientes.

Emplatado

Sirve la crema de setas en platos hondos y en el centro coloca unas tiras de pollo de corral confitado, y sobre él, un poco de sal Maldon ahumada. Acompaña también con los bastones de pan crujientes y termina con una cucharada de aceite del confitado y unas gotas de aceite de trufa blanca (o negra, si es el que tienes). ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...