Infografía sobre la historia del movimiento de los alimentos orgánicos

Bellamy’s Organic ha creado una infografía en la que se detallan algunos de los hechos más relevantes sobre la historia del movimiento de los alimentos orgánicos, desde el año 1924 hasta la actualidad.

Alimentos ecológicos

Se denomina agricultura ecológica, biológica u orgánica al sistema para cultivar alimentos utilizando los recursos naturales y sin emplear productos fitosanitarios (herbicidas y pesticidas) para combatir plagas o enfermedades, por supuesto, no se utiliza ningún tipo de fertilizante artificial y tampoco plantas modificadas genéticamente. La finalidad es producir alimentos de forma sostenible, manteniendo la fertilidad de las tierras y respetando el medio ambiente.

Hoy conocemos una curiosa infografía creada por Bellamy’s Organic, empresa de Tasmania (Australia), que se dedica a la producción de alimentos 100% orgánicos cultivados en el país y destinados a la alimentación infantil. En esta infografía muestran la historia del movimiento de los alimentos orgánicos y concretamente algunos hechos relevantes, desde los orígenes de su creación, hasta una proyección de lo que será su futuro.

Según la infografía, la historia del movimiento de los alimentos orgánicos se empieza a labrar con la publicación en el año 1924 del libro Spiritual Foundations for the Renewal of Agriculture (Fundamentos espirituales para la renovación de la Agricultura) por el filósofo austríaco Rudolf Steiner. Esta publicación se convirtió en la base de la agricultura biodinámica (un método de agricultura ecológica que hace especial hincapié en el equilibrio integral del desarrollo de una granja o cultivo y su interrelación con el suelo, las plantas y la fauna. No se utilizan ni productos fitosanitarios ni fertilizantes artificiales, se diferencia de otros tipos de agricultura ecológica por el uso de preparados minerales y vegetales como aditivos para el suelo. Además cuenta con un calendario de siembra que se basa en el movimiento de los astros.

En 1939 el químico suizo Paul Hermann Müller creó el denominado DDT (Dicloro Difenil Tricloroetano), gracias a ello recibió el Premio Nobel de Fisiología o Medicina. El DDT es un producto que en el siglo XX revolucionó la agricultura y fue ampliamente utilizado como insecticida. Tras una campaña mundial que denunciaba el peligro que representaba este producto para la cadena trófica y la contaminación que provocaba en los alimentos, se prohibió su uso.

En 1940 Lord Walter Northbourne, experto en ciencias agrícolas que aplicó las teorías de Rudolf Steiner en una finca de su familia, acuñó el término agricultura ecológica y publicó en ese año el libro ‘Mirada a la Tierra’, basado en el concepto de ver a la granja como un organismo. Algunas personas le atribuyen ser el padre de la agricultura orgánica. Walter Northbourne consideraba que los cultivos son una responsabilidad que abarca el ciclo de la vida, los seres humanos habían roto ese ciclo pero aseguraba que esto se podía enmendar.

En 1942 Jerome Irving Rodale, uno de los primeros defensores del retorno a la agricultura sostenible y a la agricultura ecológica en Estados Unidos, editó las revistas Agricultura Orgánica y Jardinería Orgánica. Creó un imperio editorial en torno a estos temas, popularizando el término «orgánico» como alimentos producido sin pesticidas. Para Rodale la agricultura y la salud estaban fuertemente vinculados, por lo que cuidando la agricultura se cuidaba la salud. Fue además una de las voces que encabezó la lucha contra la proliferación de los productos químicos y la mecanización en la agricultura hasta el año 1967.

En el año 1944 se fundaba The Australian Organic Farming and Gardening Society, la primera organización para la agricultura ecológica del mundo que se estableció en Sidney (Australia). Durante algo más de una década estuvo promoviendo la agricultura orgánica en Australia, pero al final se disolvió por falta de fondos, al menos esa es la razón que proporcionó la organización.

En 1946 se fundó en el Reino Unido Soil Association por agricultores, científicos y expertos en nutrición, el cometido era estudiar y promover la agricultura ecológica. Fue la primera organización del mundo en crear la certificación orgánica y poco a poco ha ido diversificando su actividad abarcando otras áreas como el comercio ético, la acuicultura, el procesamiento de los alimentos, la silvicultura, etc. En la actualidad certifica el 80% de los productos orgánicos del Reino Unido.

Alimentos ecológicos en la historia

En 1947 el botánico inglés Sir Albert Howard, pionero en la agricultura ecológica y personaje de relevancia en los principios del movimiento ecologista, considerado uno de los padres de la agricultura ecológica moderna, publicó el libro ‘El Suelo y La Salud, Estudio de la Agricultura Orgánica’. Hay que decir que anteriormente publicó varios libros e investigaciones relacionados con el mundo de la agricultura ecológica.

En el año 1962 Rachel Carson publicó Primavera Silenciosa, uno de los libros que contribuyó en la puesta en marcha de la conciencia ambiental moderna. Esta fue su obra más influyente y en ella se detallaban todos los efectos adversos para la salud causados por los pesticidas, especialmente el DDT. Esta obra recibió una fuerte oposición tanto por la industria como por instancias oficiales, a la autora se le acusaba de comunista. A pesar de todo ello, el libro tuvo una gran influencia en el movimiento ecologista durante décadas.

El 22 de abril de 1970 se celebró por primera vez El Día de la Tierra (Earth Day), este día se celebra anualmente y en la actualidad participan más de 192 países. Su cometido es hacer que cambien las políticas y el comportamiento humano, promoviendo la sostenibilidad, el respeto medioambiental, la agricultura ecológica, etc.

En 1972 se funda IFOAM (International Federation of Organic Agriculture Movements), organización paraguas del movimiento de la agricultura orgánica que actualmente está presente en 117 países del mundo. Su misión es ayudar y unir el movimiento orgánico en toda su diversidad, su visión es la adopción de los principios de la agricultura orgánica en todos los niveles. IFOAM estableció cuatro principios fundamentales, el principio de la salud, el de la ecología, el de la equidad y el de la atención o legado para las generaciones venideras.

Ese mismo año la agencia estadounidense para la protección del medio ambiente prohíbe en Estados Unidos el uso del DDT, también fue prohibido en el año 1986 en Australia. En 1986 se fundó la NASAA (The National Association for Sustainable Agriculture), la asociación nacional para la agricultura sostenible, con el objetivo de desarrollar y mantener las normas de la certificación orgánica, así como de educar y concienciar a la industria y a los consumidores sobre las prácticas agrícolas sostenibles.

En 1990 se constata que la industria de los alimentos ecológicos crece a un ritmo anual de un 20% en todos el mundo, lo que muestra que el trabajo de las organizaciones antes citadas logra calar entre la población. En el año 1991 la Unión Europea y Australia establecen a nivel legislativo los estándares legales para los productos con certificación ecológica.

En el año 2004 se crea la compañía Bellamy’s Organic (la responsable de la infografía), siendo la primera empresa en comercializar alimentos organicos para bebés y niños en Australia.

En el año 2009 Michelle Obama es noticia al poner en marcha en la Casa Blanca un huerto ecológico, con esta acción quiere promover el compromiso para la producción de alimentos ecológicos, la primera dama hace hincapié en la calidad de estos alimentos en todos los sentidos, salud, respeto medioambiental, sostenibilidad, etc. Quiere que se haga realidad un futuro en el que los niños puedan disfrutar de opciones alimentarias saludables. En el año 2010 se estima que los alimentos ecológicos generan un volumen de negocio que ronda los 59.000 millones de dólares.

En el presente año, en 2014, un estudio del RMIT (Royal Melbourne Institute of Technology) de Australia, concluía que comer exclusivamente alimentos orgánicos durante una semana lograba reducir significativamente la cantidad de pesticidas que se almacenan en el organismo de una persona. Evidentemente se pueden citar otros estudios, pero en este caso es lógico que se destaque el estudio australiano, dado que la empresa que ha realizado la infografía es del país.

De momento se augura un buen futuro para los alimentos orgánicos, esta industria sigue creciendo a un ritmo anual de un 12%, cada vez se suman más consumidores a querer disfrutar de este tipo de alimentos siendo conscientes de los beneficios que brindan para la salud y el medio ambiente.

Historia de los alimentos organicos

Foto 1 | Ilovebutter

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 6
Loading ... Loading ...