Provolone con mermelada de higos y frutos secos

Si os gusta el queso fundido os encantará probar esta receta de provolone al horno con mermelada de higos y vino dulce y frutos secos, nueces y avellanas. Es un aperitivo muy fácil de hacer y que conquistará a todos los comensales

Provolone con mermelada de higos y frutos secos

Es muy habitual ofrecer tablas de queso en las que también se suelen incorporar salsas dulces, como coulis de frutas y mermeladas, y frutos secos. La combinación es una delicia para todos los paladares, y creemos que también gustará a todos esta propuesta caliente, el Provolone con mermelada de higos y frutos secos.

Podemos servir esta cazuelita de queso fundido como aperitivo en una reunión de amigos o para darnos un capricho en una cena informal. La elaboración es muy sencilla, simplemente se trata de poner todos los ingredientes en la cazuelita e introducirla en el horno. A continuación os explicamos cómo hacer el provolone al horno con mermelada de higos y vino dulce, y frutos secos, y en base a esta receta podéis hacer vuestra versión, seguro que disfrutaréis.

Ingredientes

  • 1 disco o rodaja de queso Provolone de unos 250 gramos
  • 80-100 gramos de mermelada de higos y vino dulce
  • un puñado de avellanas tostadas
  • un puñado de nueces peladas
  • pimienta negra recién molida
  • una pizca de sal Maldon
  • c/n de aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Prepara una cazuelita de barro de un tamaño ligeramente superior al de la rodaja de queso, que sea apta para el horno. Úntala con aceite de oliva virgen extra y a continuación reparte uniformemente la mermelada reservando un par de cucharadas.

Sobre esta espolvorea una pizca de sal Maldon y a continuación coloca el queso. Reparte sobre él el resto de la mermelada, a continuación las avellanas picadas (no muy pequeñas) y las nueces troceadas.

Termina con un hilo fino de aceite de oliva virgen extra y pimienta negra recién molida al gusto. Introduce la cazuelita en el horno precalentado a 200º C con calor arriba y abajo. Colócala en la parte central del horno.

Provolone con mermelada de higos y frutos secos

Pasados unos 20 minutos el queso ya tiene que estar fundido, si no se ha dorado colócalo en la parte alta del horno para que se gratine durante 3 o 5 minutos, según el horno.

Retira la cazuelita de provolone del horno con unos guantes y colócala sobre una superficie que soporte el calor para servirla enseguida.

Acabado y presentación

Sirve la cazuelita de provolone recién horneada, acompaña con unas tostaditas para que cada comensal se sirva el queso con mermelada y frutos secos a su gusto. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,50 de 5)
4.5 5 4
Loading ... Loading ...