Lubina con cuscús de coliflor y salsa de avellana

Un plato principal a base de pescado que sea fácil de hacer y además en poco tiempo, os lo traemos con esta receta de Lubina con cuscús de coliflor y salsa de avellana. Además de rico, es nutritivo y saludable, así que toma nota de la receta paso a paso.

Lubina con cuscús de coliflor y salsa de avellana

La receta de lubina que queremos compartir con vosotros es sencilla y rápida de preparar, puede ser un plato principal ideal para cualquiera de las fiestas navideñas que tenemos por delante, pero también podéis disfrutar de esta Lubina con cuscús de coliflor y salsa de avellana en cualquier ocasión.

Quizá no encontréis la coliflor morada en vuestra tienda habitual, pues no es muy común, pero podéis hacerla igual con la coliflor blanca, incluso con brócoli si os gusta más. Para hacer la salsa de avellana primero tendréis que preparar la pasta de este fruto seco tal y como os explicábamos aquí, y sobre el ajo negro, en estas semanas lo podréis encontrar en Aldi, además de en otras tiendas especializadas. Con todos los ingredientes y el cariño del buen cocinero, podéis hacer esta Lubina a la parrilla con cuscús de coliflor y salsa de avellana para el deleite de vuestros invitados.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 filetes de lubina grandes
  • 300 gramos de coliflor morada
  • 200 gramos de leche
  • 4 dientes de ajo negro
  • 40 gramos de pasta de avellanas
  • un puñado de avellanas tostadas
  • pimienta negra recién molida
  • 25 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de sal
  • una pizca de shichimi togarashi (opcional).

Elaboración

Limpia los filetes de lubina sin retirarles la piel, sólo las espinas que pueda tener después de retirar la espina central. Ponlos sobre papel de cocina absorbente y reserva.

Prepara el cuscús de coliflor, para ello toma la hortaliza y raspa con un cuchillo sus flores de forma superficial, como se quisiera pelar. Hacerlo sobre un cuenco en el que se recogerá el falso cuscús. Lo que queda de la coliflor trocéalo y ponlo en un cazo con la leche y sal al gusto, cuece la coliflor hasta que esté tierna, moviendo de vez en cuando para que la leche no se agarre, si lo prefieres, cuécela con un poco de agua.

Una vez que la coliflor está cocida, pásala al vaso de la batidora con la leche y añade dos dientes de ajo negro, la pasta de avellanas, salpimenta al gusto y añade unos 15-20 gramos de aceite de oliva virgen extra. Tritura hasta obtener una crema fina y homogénea, prueba para rectificar si fuera necesario.

Lubina con cuscús de coliflor y salsa de avellana

Condimenta el falso cuscús de coliflor con un poco de sal, el shichimi togarashi si quieres aportar un puntito picante, y aceite de oliva virgen extra. También puedes aderezarlo con un aceite aromático de jengibre o de trufa negra si lo deseas. Y si quieres que quede más tierno, escáldalo unos segundos.

Pon a calentar la parrilla con el aceite de oliva virgen extra necesario para hacer el pescado, hazlo primero por la parte de la piel. Cuando esté dorada, da la vuelta al filete de lubina para que se dore por la parte superior.

Emplatado

Sirve la lubina en el plato y a su lado sirve una lágrima de salsa de coliflor y avellana. La salsa sobrante ponla en una salsera (caliente) para que cada comensal se sirva a su gusto. Reparte sobre el pescado el cuscús de coliflor, las avellanas tostadas troceadas y unas rodajitas de ajo negro. Para terminar, adereza con un hilo de aceite de oliva virgen extra. ¡Buen provecho!

Lubina con cuscús de coliflor y salsa de avellanaLubina con cuscús de coliflor y salsa de avellanaLubina con cuscús de coliflor y salsa de avellana

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...