- Gastronomía & Cía - https://gastronomiaycia.republica.com -

Remolacha cocida con sus tallos cristalizados y crema de queso de cabra de Paco Morales

Paco Morales

La remolacha combina a la perfección con los elementos lácteos (como ejemplo esta crema de remolacha), por eso esta receta de Remolacha cocida con sus tallos cristalizados y crema de queso de cabra de Paco Morales triunfa, además es tan fácil de hacer que os animamos a que la probéis cuanto antes.

Esta receta de remolacha puede servirse como entrante, utilizando remolachas normales si no se encuentra la versión mini, y cortándolas en gajos. Éstas se tienen que cocer y os recomendamos hacerlo en lugar de recurrir a las remolachas ya cocidas, pues se nota la diferencia. También se puede asar. A continuación tenéis las indicaciones paso a paso para hacer la Remolacha con crema de queso que os conquistará.

Ingredientes (4 pax)

Remolacha

  • 8 mini- remolachas
  • 2 litros de agua mineral
  • 10 gramos de sal fina.

Tallos cristalizados

  • 16 tallos de mini-remolacha
  • 40 gramos de clara de huevo
  • 100 gramos de azúcar
  • ácido cítrico.

Crema de queso de cabra

  • 60 gramos de queso de cabra
  • 90 ml. de nata líquida 38% materia grasa.

Hojas secas

  • 6 hojas de acedera sanguina.

Elaboración

Remolacha cocida

Pelar con mucho cuidado las remolachas dejando parte de la raíz que tienen y reservando los tallos. Cocer las remolachas en el agua con sal 20 minutos aproximadamente. Cortar con una puntilla muy afilada en cuatro cada una de ellas. Reservar en su propio agua.

Tallos cristalizados

Cortar los tallos a cuatro centímetros Pasar por clara de huevo, escurrir y pasar por azúcar. Introducir en la deshidratadora durante 20 minutos a 60º C. Reservar.

Crema de queso de cabra

Retirar la corteza del queso con mucho cuidado, ya que es muy cremoso y se puede vaciar. Hervir con la nata y enfriar un mínimo de 2 horas en nevera. Reservar.

Hojas secas

En una deshidratadora poner entre dos papeles sulfurizados las hojas de acedera sanguina, a 60º C durante 30 minutos, hasta estar secas. Reservar.

Acabado y presentación

En un plato negro redondo disponer la crema de queso, encima tres medias remolachas, apoyadas en éstas los tallos cristalizados y de forma armónica colocar tres trozos de hojas secas.

Remolacha cocida con sus tallos cristalizados y crema de queso de cabra de Paco Morales

Posted By VelSid On In Recetas de los Chefs | No Comments

Paco Morales

La remolacha combina a la perfección con los elementos lácteos (como ejemplo esta crema de remolacha), por eso esta receta de Remolacha cocida con sus tallos cristalizados y crema de queso de cabra de Paco Morales triunfa, además es tan fácil de hacer que os animamos a que la probéis cuanto antes.

Esta receta de remolacha puede servirse como entrante, utilizando remolachas normales si no se encuentra la versión mini, y cortándolas en gajos. Éstas se tienen que cocer y os recomendamos hacerlo en lugar de recurrir a las remolachas ya cocidas, pues se nota la diferencia. También se puede asar. A continuación tenéis las indicaciones paso a paso para hacer la Remolacha con crema de queso que os conquistará.

Ingredientes (4 pax)

Remolacha

  • 8 mini- remolachas
  • 2 litros de agua mineral
  • 10 gramos de sal fina.

Tallos cristalizados

  • 16 tallos de mini-remolacha
  • 40 gramos de clara de huevo
  • 100 gramos de azúcar
  • ácido cítrico.

Crema de queso de cabra

  • 60 gramos de queso de cabra
  • 90 ml. de nata líquida 38% materia grasa.

Hojas secas

  • 6 hojas de acedera sanguina.

Elaboración

Remolacha cocida

Pelar con mucho cuidado las remolachas dejando parte de la raíz que tienen y reservando los tallos. Cocer las remolachas en el agua con sal 20 minutos aproximadamente. Cortar con una puntilla muy afilada en cuatro cada una de ellas. Reservar en su propio agua.

Tallos cristalizados

Cortar los tallos a cuatro centímetros Pasar por clara de huevo, escurrir y pasar por azúcar. Introducir en la deshidratadora durante 20 minutos a 60º C. Reservar.

Crema de queso de cabra

Retirar la corteza del queso con mucho cuidado, ya que es muy cremoso y se puede vaciar. Hervir con la nata y enfriar un mínimo de 2 horas en nevera. Reservar.

Hojas secas

En una deshidratadora poner entre dos papeles sulfurizados las hojas de acedera sanguina, a 60º C durante 30 minutos, hasta estar secas. Reservar.

Acabado y presentación

En un plato negro redondo disponer la crema de queso, encima tres medias remolachas, apoyadas en éstas los tallos cristalizados y de forma armónica colocar tres trozos de hojas secas.