Carlsberg envasará su cerveza en botellas fabricadas con fibra de madera

A partir del año 2018 y si todo sale según lo previsto, Carlsberg ha anunciado que envasará su cerveza en botellas fabricadas con fibra de madera. Con ello el grupo cervecero quiere reducir la dependencia de los combustibles fósiles y ser más sostenible.

Envases de cerveza biodegradables

Carlsberg está trabajando en un proyecto que durará unos tres años, en colaboración con la Universidad Técnica de Dinamarca y la empresa de envasado ecoXpac, para crear una botella biodegradable y sostenible fabricada con fibra de madera. Esta es la botella del mañana con la que la cervecera danesa quiere envasar su producción.

Inicialmente se empezarán a envasar pequeñas partidas, posteriormente se extendería a toda la producción, es de suponer que dependerá de la aceptación del consumidor. Carlsberg cree que la nueva botella puede aportar nuevas e interesantes experiencias de consumo a sus clientes, además contribuirá a reducir la dependencia de los combustibles fósiles al utilizar materia prima renovable para fabricar las botellas. El prototipo ya se ha fabricado, pero quedan algunas cuestiones por solventar, de ahí que el periodo de desarrollo sea de tres años.

Son varios los desafíos técnicos que el proyecto deberá superar, como por ejemplo el almacenamiento o el mantenimiento de una bebida con gas, es difícil saber si la nueva botella podrá rivalizar con las cualidades que ofrecen el vidrio o el aluminio. Aunque la principal materia prima para elaborar la botella será la fibra de madera, también intervendrán otros materiales biodegradables como por ejemplo la pasta de papel, aunque por el momento no se han dado a conocer ya que todavía se debe definir la composición definitiva de la nueva botella.

Nueva botella Carlsberg

Según la marca de cerveza danesa, el producto final cumplirá escrupulosamente con los estándares de calidad, además contará con todos los permisos y certificaciones sobre materiales que entran en contacto con alimentos y bebidas. Se asegura que el nuevo envase no tendrá un impacto negativo en el aroma y sabor de la cerveza, pero esto se ratificará a través de diferentes pruebas científicas para comprobar que realmente la botella biodegradable no altera ninguna de las propiedades organolépticas de la cerveza. Sin duda, será todo un cambio de look, la botella no será transparente, será irrompible y quizá tenga color de madera, al menos eso se puede deducir a través de esta foto publicada por Carlsberg en su cuenta de Instagram.

La cervecera asegura que una de sus ambiciones es llevar al mercado de la cerveza innovaciones que sean más sostenibles que las actuales, un ejemplo de ese compromiso es la asociación que ha realizado con ecoXpac, empresa innovadora especializada en el diseño, desarrollo y producción de productos fabricados con fibra de madera y otros materiales biodegradables.

Según leemos aquí, el Grupo Carlsberg es uno de los mayores grupos cerveceros del mundo, es propietario de 500 marcas de cerveza incluyendo su marca insignia. Según su último informe anual (Pdf) del año 2013, el embalaje representa el 45% de las emisiones de CO2 de su actividad. Quién sabe, si el proyecto sale adelante quizá otras marcas del grupo también embotellen la cerveza en botellas fabricadas con fibra de madera.

A través de la página oficial del Grupo Carlsberg podréis conocer más detalles sobre el proyecto.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 4
Loading ... Loading ...