Alcachofas con almendras y pimentón ahumado

Receta de Alcachofas con almendras y pimentón ahumado, una receta fácil de hacer para disfrutar de esta verdura como entrante, como guarnición o incluso como tapa. Toma nota de la elaboración paso a paso.

Alcachofas con almendras y pimentón ahumado

Para que tengáis nuevas ideas para hacer alcachofas aprovechando su temporada, hoy os traemos esta receta de Alcachofas con almendras y pimentón ahumado, es un buen plato para tomar como entrante, aunque si se prefiere se puede servir como guarnición, incluso es una buena tapa para disfrutar el fin de semana, en este caso podéis reducir la cantidad de ingredientes proporcionalmente.

Es una receta de alcachofas sencilla, pero veréis que condimentadas con pimentón ahumado, y en nuestro caso picante, resultan muy sabrosas. Además freímos unas almendras con las alcachofas para que en el paladar se disfrute de un juego de texturas muy agradable, además de su sabor. Esperamos que os guste estas alcachofas con almendras y pimentón de la Vera.

Ingredientes (4 comensales)

8 alcachofas, 3 dientes de ajo, 50 gramos de almendra marcona cruda y pelada, 100 gramos de vino manzanilla, c/n de pimienta negra recién molida, c/n de pimentón de la Vera picante (agridulce o dulce si se prefiere), 1/2 c/c de sal ahumada, c/n de sal, aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Cuece las alcachofas enteras, sin retirarles las hojas, en una olla con abundante agua, tal y como explicamos en el post sobre de Alcachofas cocidas. Una vez que estén tiernas y tibias, que puedas manipularlas sin quemarte, pélalas retirando las hojas duras, corta las puntas para quedarte con la parte tierna de las alcachofas.

Corta las alcachofas en cuartos o en octavos, según el tamaño que tengan, y resérvalas. Como ya están cocidas no hay riesgo de que se oxiden y que se pongan oscuras.

Alcachofas con almendras y pimentón ahumado

Pela los ajos y córtalos en láminas. Pon una cazuela amplia a calentar con fondo de aceite de oliva virgen extra e incorpora los ajos y las almendras para que cojan algo de color, entonces añade las alcachofas y sala al gusto (con sal fina y sal ahumada si tienes).

Saltea unos minutos para que las alcachofas se empiecen a dorar, a fuego medio para que los ajos no se quemen y moviendo asiduamente, y moja con el vino, añade la pimienta negra y un poco de pimentón.

Cuece a fuego medio-alto hasta que el vino se evapore, entonces retira del fuego.

Emplatado

Sirve las alcachofas en cazuelitas o en el plato en el que las vayas a servir como guarnición y para terminar añade una pizca de pimentón. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,40 de 5)
4.4 5 5
Loading ... Loading ...