Solomillo de pavo con col lombarda y sésamo

Receta de Solomillo de pavo con col lombarda y sésamo, un plato principal saludable, nutritivo y sabroso. También puede utilizarse la pechuga de pavo o de pollo, y añadir unos frutos secos, como piñones, almendras, nueces…

Solomillo de pavo con col lombarda y sésamo

La carne de pavo es baja en grasa, con un sabor suave y por lo tanto muy versátil. Aunque se cocine simplemente a la plancha podemos disfrutar de un plato principal muy sabroso y que deje a todos los comensales muy satisfechos. ¿Queréis probarlo?, pues tomad nota de la receta de Solomillo de pavo con col lombarda y sésamo.

Es una receta muy fácil y rápida de elaborar, por lo que se puede servir cualquier día de la semana. Como veréis, utilizamos semillas de sésamo negro y blanco, y también aceite de sésamo, de ahí su protagonismo en este plato. Nos gusta cocinar las carnes blancas con sésamo negro, le aporta un sabor que nos encanta, y además queda muy crujiente. Este Solomillo de pavo lo podéis sustituir por pechuga de pollo si lo preferís, la guarnición de col lombarda le irá igual de bien.

Ingredientes (4 comensales)

  • 2 solomillos de pavo
  • 1 c/s de semillas de sésamo negro
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • sal fina
  • c/n de aceite de sésamo
  • sal Maldon.

Para la col lombarda

  • 500 gramos de col lombarda
  • 1 rodaja de raíz de jengibre
  • 2 dientes de ajo
  • ½ cebolla
  • 50 gramos de Jang para wok
  • 1 c/p aprox. de Lea Perrins
  • 1 c/s de semillas de sésamo blanco
  • ½ c/c de guindilla seca en polvo (opcional)
  • 8 tallos de cebollino
  • c/n de aceite de oliva virgen extra
  • c/n de aceite de sésamo.

Elaboración

Empieza preparando la col lombarda, córtala en juliana, lávala bien y escúrrela. Pela el jengibre y rállalo, pela el ajo y rállalo también para mezclarlo con el jengibre. Pela la cebolla y pícala en brunoise.

Pon una sartén grande a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y cuando este a media temperatura incorpora la pasta de jengibre y ajo, dale un par de vueltas para que empiece a desprender su sabor y aroma y añade la cebolla, rehoga unos tres minutos e incorpora la col lombarda y sal al gusto.
Solomillo de pavo con col lombarda y sésamo
Mezcla bien para que se impregne de los sabores de la cebolla, el ajo y el jengibre, entonces añade el Jang para wok y la salsa Perrins. Tapa parcialmente la sartén y cocina la col lombarda unos diez minutos a fuego medio-bajo, moviendo de vez en cuando.

Cuando esté tierna, añade la semillas de sésamo blanco y si lo deseas, un poco de guindilla. Añade también un chorrito de aceite de sésamo y sube el fuego, saltea un par de minutos para que las semillas se tuesten. Después retira del fuego y reserva.

Para hacer el solomillo de pavo, pon una sartén a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando esté caliente haz los solomillos dorándolos por los dos lados y dejando el interior jugoso, el tiempo de cocción dependerá del grosor de la carne, pero convendrá cocinarla a fuego medio-alto para obtener una superficie tostada y crujiente y que no quede seca por dentro.

Cuando pongas el pavo en la sartén añade una pizca de sal fina por cada lado y unas pocas semillas de sésamo negro que se quedarán adheridas a la carne. Cuando esté hecho, retira del fuego, deja reposar dos minutos y córtalo en rodajas gruesas.

Emplatado

Sirve una cama de col lombarda con sésamo y coloca encima el solomillo de pavo. Termina aderezando con una gotas de aceite de sésamo, sal Maldon y cebollino picado. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...