Gastronomía & Cía Opciones
 

Natillas de moca

Receta de natillas de chocolate y café, un postre de cuchara para hacer en casa y compartir con los nuestros. Las natillas son muy fáciles de hacer y podemos utilizar nuestro chocolate favorito para que resulten las mejores.

Natillas de moca

Normalmente las natillas son de vainilla o de chocolate, pero hay muchos otros sabores que podemos aportar a este postre de cuchara hecho en casa. Ya hemos compartido con vosotros varias recetas de natillas, y hoy sumamos una más, las Natillas de moca, tan fáciles y rápidas de hacer como cualquier otra.

Os hemos comentado a menudo que merece la pena hacer natillas caseras por mucho que resulte muy fácil cogerlas ya elaboradas en el supermercado. Además de poder darles un toque de sabor al gusto de cada uno, tenemos la garantía de conocer los ingredientes que contiene y claro, la calidad la marcamos nosotros. Así que si todavía no habéis hecho natillas, aquí tenéis una receta de natillas de chocolate y café que quizá os provoque elaborarla todas las semanas.

Ingredientes (4 comensales)

  • 600 gramos de leche
  • 30 gramos de Maizena
  • 20-25 gramos de café soluble
  • 1/2 vaina de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 80-100 gramos de azúcar
  • 150 gramos de chocolate fondant.

Elaboración

En un cazo de fondo grueso pon la leche, reservando 100 gramos para disolver en ella la Maizena, y la vaina de vainilla. Pon la leche a calentar y cuando rompa a hervir retira el cazo del fuego, incorpora el café soluble y bate con una cuchara para que se disuelva, deja infusionar unos menos 10 minutos.

En un cuenco mezcla las yemas de huevo con el azúcar y bate con las varillas hasta que estén cremosas. Incorpora la leche con la Maizena disuelta y bate de nuevo.

Retira la vainilla de la leche que está infusionando, vuelve a ponerla al fuego a temperatura baja y vierte el contenido del cuenco de las yemas y el chocolate troceado. Cuece lentamente, moviendo con las varillas, hasta que las natillas vayan espesando. Recuerda que al enfriarse cogerán más cuerpo.

Vierte las natillas de chocolate y café en cuencos, copas o en los recipientes en los que desees servirlas. Deja enfriar a temperatura ambiente, cubriéndolas a piel si no quieres que creen una fina película seca. Después refrigéralas hasta el momento de consumo.

Emplatado

Sirve las natillas de moca acompañándolas de unas galletas o barquillos para disfrutar del sabor y del contraste de texturas, aunque no necesitan nada para estar deliciosas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.