Endibias braseadas con jamón ibérico

Endibias braseadas con jamón ibérico, queso curado y nueces, un entrante muy fácil de hacer, con sólo cinco ingredientes y que además resulta muy sabroso. Toma nota de la receta paso a paso.

Endibias braseadas con jamón ibérico

Hemos preparado un nuevo plato de endibias para tomar caliente, ideal para esta época en la que necesitamos que la comida resulte cálida y reconfortante, son unas Endibias braseadas con jamón ibérico, nueces y queso curado. Que no falte un buen pan para acompañar.

Esta receta de endibias braseadas es muy sencilla y además son necesarios muy pocos ingredientes, tan sólo cinco, más los básicos como son aceite de oliva virgen extra y la sal, aunque de ésta última se puede prescindir puesto que el caldo ya tiene sal y tanto el jamón como el queso curado también son salados. Tomad nota de la receta, es un buen entrante para cualquier ocasión.

Ingredientes (4 comensales)

  • 4 endibias gruesas
  • 80 gramos de caldo de pollo (o de jamón)
  • 50 gramos de queso curado (de oveja, mezcla… al gusto)
  • 12 nueces
  • 4 lonchas de jamón ibérico
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal (opcional).

Elaboración

Prepara las endibias, corta la base y retira las hojas externas, lávalas y sécalas bien. Prepara también el caldo, pesando la cantidad necesaria, y el queso, éste córtalo en lascas con ayuda de un pelador de vegetales.

Pela las nueces y trocéalas y finalmente, prepara las lonchas de jamón ibérico, que estén a temperatura ambienta un ratito antes de emplatar.

Pon una sartén o una cazuela baja a calentar con un poco de aceite de oliva virgen extra y marca las endibias dándoles la vuelta para que se hagan de forma homogénea.

Endibias braseadas con jamón ibérico

Cuando se hayan dorado, moja con el caldo y deja que rompa a hervir, después baja el fuego para continuar la cocción unos diez minutos, dando la vuelta a las endibias de vez en cuando. Si quieres que el corazón quede tierno puedes cocinarlas más tiempo (si son muy gruesas) y tapando la cazuela sin encajar la tapa.

Una vez que las endibias estén tiernas pero manteniendo un poco crujiente el corazón, y que el caldo casi se ha consumido, incorpora las nueces para que pierdan el amargor de la fina piel y absorban los del braseado.

Acabado y presentación

Sin retirar las endibias braseadas de la sartén o de la cazuela, coloca una loncha de jamón sobre cada una de ellas para que con el calor se adhiera como si fuera una piel. Reparte el jugo que haya quedado en la sartén, así como las nueces, y para terminar reparte las lascas de queso. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (10 votos, media: 4,40 de 5)
4.4 5 10
Loading ... Loading ...