Puré de patata violeta con huevo mollet

Con elaboraciones culinarias tan sencillas como es un puré de patatas y un huevo cocido, se pueden hacer platos tan exquisitos como este Puré de patata violeta con huevo mollet, ajo negro y trufa. Toma nota de la receta, es fácil y rápida de hacer, y gustará a todos.

Puré de patata violeta con huevo mollet

Con este Puré de patata y huevo mollet vais a sorprender a vuestros comensales, es un entrante que llama la atención en primer lugar por su presentación, por el uso de patata violeta, y después conquista totalmente en su degustación, porque está delicioso.

A continuación os explicamos cómo hacer esta sencilla receta de Puré de patata violeta con huevo mollet con el que quedaréis muy bien en cualquier comida especial, con la garantía de que a los comensales les encantará. Mucho tiene que ver lo bien que condimenteis las patatas con las especias indicadas, y también que las patatas machacadas con tenedor dejan trocitos que resultan muy agradables por el contraste de texturas.

Ingredientes (4 comensales)

  • 550-600 gramos de patata violeta
  • 100 gramos aprox. de agua de cocción de las patatas
  • 100 gramos aprox. de leche
  • 100 gramos de mantequilla
  • c/n de sal
  • nuez moscada
  • guindilla en copos o chile en polvo
  • pimienta de Sichuán molida
  • 3-4 ajos negros
  • 4 huevos
  • c/n de aceite de trufa negra.

Elaboración

Lava bien las patatas porque se van a cocer con piel. Ponlas en un cazo cubiertas con agua y cuécelas hasta que estén tiernas. Entonces, refréscalas en agua fría para poder pelarlas, pero sin que se enfríen las patatas.

Pon en un cuenco amplio las patatas peladas y rómpelas con un tenedor. Añade leche (caliente) y agua a partes iguales, empieza poniendo un poco menos de la cantidad indicada, y ajusta la cantidad al gusto.

Puré de patata violeta con huevo mollet

Añade también la mantequilla cortada en daditos y condimenta con sal, nuez moscada, chile y pimienta de Sichuan poniendo cantidades al gusto, que quede muy poco picante. Chafa con el tenedor mezclando bien para obtener un puré de patata rústico, el clásico ‘puré de forquilla’ (puré de tenedor).

Para hacer los huevos mollet, pon un cazo con agua a calentar y cuando rompa a hervir incorpora los huevos, cuece durante cinco minutos justos y retíralos del fuego, corta la cocción refrescando los huevos con agua fría y pélalos cuidadosamente.

Emplatado

Sirve en platos hondos el puré de patata violeta, coloca encima un huevo mollet y unas láminas de ajo negro. Condimenta con una pizca de chile y pimienta de Sichuán recién molidos, sólo para romper el color, y unas gotas de aceite de trufa. Lleva enseguida a la mesa y ¡buen provecho!

Puré de patata violeta con huevo molletPuré de patata violeta con huevo molletPuré de patata violeta con huevo molletPuré de patata violeta con huevo mollet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 3
Loading ... Loading ...