Provolone fundido con tomate, ajo asado y piñones

Tomad nota de este aperitivo si sois amantes del queso, es una receta muy fácil de Provolone fundido con tomate, ajo asado y piñones. Podéis hacerla en el horno convencional o en el microondas, aunque en el primero queda mejor, en el segundo se tarda menos tiempo.

Provolone fundido con tomate, ajo asado y piñones

De vez en cuando preparamos una cazuelita de queso fundido para tomar como aperitivo o para una cena informal, hemos compartido varias recetas de provolone al horno o al microondas, y hoy tenemos una más, es el Provolone fundido con tomate, ajo asado y piñones, muy fácil y rápido también, y se puede hacer en microondas o en horno convencional.

Como siempre os decimos, aunque las estanterías de los supermercados estén llenas de salsas de tomate frito ‘casero’, ‘con aceite de oliva virgen extra’, ‘artesano’ y otros tantos mensajes que pretenden conquistar a los consumidores, hacer una salsa realmente artesana, casera y con aceite de oliva virgen extra es muy fácil, además se puede aromatizar al gusto, añadir cebolla, ajo, pimiento… lo que se prefiera.

Lo decimos porque la salsa de tomate es parte fundamental de esta receta de Provolone con tomate, ajo asado y piñones, igual que lo es la pasta de ajo asado y parmesano que ya conocéis de esta receta de secreto de cerdo y repetimos para este aperitivo. Es muy fácil de hacer, y el resultado no os permitirá dejar rastro en la cazuelita.

Ingredientes

  • 1 rodaja de queso provolone
  • 100 gramos de salsa de tomate frito casero
  • 40-50 gramos de pasta de ajo asado y parmesano
  • 1 c/c de orégano
  • 1 c/s de piñones.

Para la pasta de ajo asado y parmesano

  • 20 gramos de ajos asados al horno (pelados)
  • 20 gramos de queso parmesano
  • 40 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • ¼ c/c de nuez moscada recién rallada
  • c/n de pimienta negra
  • c/n de orégano
  • ½ c/c de sal ahumada.

Elaboración

Prepara la pasta de ajo asado y parmesano, pon en un cuenco los ajos asados pelados y añade el queso parmesano recién rallado con un rallador fino, mezcla con un tenedor chafando los ajos, estarán muy blandos y será fácil. Una vez obtenida una pasta, añade el aceite de oliva virgen extra, la nuez moscada, la pimienta recién molida, el orégano y la sal ahumada, vuelve a mezcla bien y reserva.

Prepara una cazuelita de barro apta para horno y/o microondas, extiende en la base la salsa de tomate y reparte por toda la superficie cucharaditas de pasta de ajo asado y parmesano, reservando un poco para untar el queso provolone.

Coloca la rodaja de queso sobre la salsa de tomate y úntala con el resto de pasta de parmesano y ajo asado, espolvorea un poco de orégano seco y reparte los piñones por toda la superficie.

Puedes hacer el provolone fundido en el horno precalentado a 200º C, con calor arriba y abajo, hasta que esté bien fundido y ligeramente dorado, pueden ser unos 20 minutos.

También puedes hacerlo en el microondas, pon la cazuelita en su interior con la tapa del electrodoméstico (que permita escapar vapor), y programa 8-10 minutos a temperatura media (unos 400-600 W, depende del microondas, en cada uno puede variar el tiempo).

Emplatado

Sirve la cazuelita de provolone fundido recién hecho, acompaña de un buen pan para untar y ¡buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,33 de 5)
4.33 5 3
Loading ... Loading ...