Hoy Cocinas Tú: Patatas al horno tiernas y crujientes

Una guarnición habitual tanto para carnes como para pescados son las patatas, hay muchísimas formas de hacerlas, incluso si hablamos de patatas al horno. Aquí tenéis una receta de patatas al horno con piel para disfrutar tanto de su textura crujiente exterior como de su cremosidad interior.

Hoy Cocinas Tú

¿Cómo os gustan las patatas al horno?, muchos responderéis que las queréis tiernas y crujientes, pues así prometen ser las de esta receta que comparte en vuestra sección Hoy Cocinas Tú la autora del blog Les receptes que m’agraden, Pilar, para lo que se requieren unas patatas baby o las piezas más pequeñas que tengamos.

La receta de Patatas al horno tiernas y crujientes es muy fácil de hacer, primero se deben cocer en agua hasta que estén tiernas, después será el horno el que las tueste y seque superficialmente para que resulten crujientes. El condimento de estas patatas es un clásico que seguramente os gustará, ajo, tomillo, aceite de oliva virgen extra, pimienta y sal. ¿Os animáis a probarlas?

Ingredientes

  • 1/2 kilo de patatas baby o patatas pequeñas
  • 2 c/s de aceite de oliva virgen extra
  • 3 dientes de ajo prensados ​​o picados muy finos
  • 1 c/s de tomillo fresco
  • sal
  • pimienta negra.

Elaboración

Limpiamos las patatas muy bien, yo lo hago con un estropajo de cocina que guardo para este uso, ya que hago muy a menudo patatas cocidas con su piel. Si las habéis adquirido limpias para hacer al micro no es necesario, hacedlas siguiendo las instrucciones del paquete.

Si no son de las de hacer en el micro las ponemos a hervir con abundante agua, unos 15-20 minutos, hasta que estén tiernas.

Ponemos el horno a precalentar a 225º C. Una vez tiernas las patatas, las escurrimos y las disponemos en una bandeja de horno forrada con una lámina de teflón o papel de horno, seguidamente les damos un golpe con el dorso de una cuchara o las aplastamos ligeramente con un tenedor, se han de reventar y quedar abiertas, pero aún de una sola pieza.

Una vez que todas las patatas estén aplastadas, repartimos por encima el ajo prensado o picado, cuando prensamos el ajo eliminamos la celulosa que contiene y que es la responsable de que a veces resulte indigesto, así que en recetas con bastante ajo como ésta es interesante prensarlo en lugar de picarlo, un prensador de ajos es un utensilio muy económico y que va muy bien. Repartimos también sobre las patatas el tomillo, las regamos con un chorro de aceite de oliva virgen extra y las salpimentamos al gusto.

Ahora sólo nos queda poner las patatas en el horno para que queden bien crujientes y aromáticas, unos 15-20 minutos más, si las usáis de guarnición ahora es el momento de hacer los filetes, hamburguesas, pescado o lo que sea que acompañarán las patatas.

Pilar
Les receptes que m’agraden

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (13 votos, media: 4,31 de 5)
4.31 5 13
Loading ... Loading ...