El desayuno en el campo de batalla de las cadenas de comida rápida

Cada vez más estadounidenses quieren desayunar fuera de casa, consideran que el desayuno en casa está pasado de moda. Esta primera comida del día reporta enormes ingresos a las cadenas de comida rápida, por poner un ejemplo, en Estados Unidos el 25% de la facturación de McDonald’s procede del desayuno. Por tanto, no es extraño que esté en el campo de batalla de las cadenas de comida rápida.

Desayuno Taco Bell

Las cadenas de comida rápida parece que no tienen suficiente terreno de juego, además de las comidas, meriendas y cenas, quieren que los consumidores empiecen el día con uno de sus desayunos. En el caso de McDonald’s, la marca ofrece sus famosos McMuffins, de bacon y huevo, de salchicha y huevo, croissants tostados, tortitas, redondos (imitación de donuts o berlinas), muffins… En España ofrecen también tostadas con tomate (remarcando que es natural) y aceite de oliva virgen (no extra), esto es lo que más se parecería al denominado desayuno español. Pero nada que ver con la oferta de la cadena en Estados Unidos.

En nuestro país la lucha por captar consumidores que visiten los establecimientos para desayunar no es tan notoria como la que se vive en Estados Unidos, país por excelencia de la comida rápida. Desayunar en casa parece que está pasado de moda en ese país, como si la nutrición y la alimentación fuera algo que tenga que ver con la moda, pero lo cierto es que cada vez más personas evitan preparase algo para comer por la mañana y optan por acudir a uno de estos establecimientos a ‘mal desayunar’. El segmento de mercado es muy goloso y la competencia atroz, el desayuno está en el campo de batalla de las cadenas de comida rápida, promociones agresivas, precios competitivos, anuncios que intentan tirar por tierra a la competencia, etc.

Un ejemplo lo podemos ver en el siguiente vídeo, se trata de una campaña de la franquicia de comida rápida Taco Bell, especializada en cocina Tex-Mex, una fusión de la cocina texana y la mexicana. La campaña se denomina Rountine Republic (República de la Rutina) y en ella se puede decir que se ataca claramente a McDonald’s y a uno de sus productos estrella para los desayunos, los McMuffins. Podemos ver que el imperio de lo que parece ser McDonald’s, es una ciudad lúgubre, sin color, con muchos mensajes propagandísticos… un entorno que recuerda a la Alemania Oriental de antaño.

El lúgubre escenario está controlado por un tirano vestido de payaso que perfectamente se puede considerar el alter ego del famoso payaso Ronald McDonald. El tirano controla que toda la población disfrute del desayuno que ofrece su cadena de restaurantes de comida rápida, payasos uniformados se encargan de velar por el orden. La rutina de esta ciudad se ve alterada cuando dos jóvenes no están conformes con esta república de la rutina y deciden escapar de la tiranía del payaso y adentrarse en una ciudad llena de color donde reina el desayuno de Taco Bell, pero lo mejor es que veáis el spot.

McDonald’s sirve sus hamburguesas ultracongeladas elaboradas con carne inspeccionada por el USDA, promociona sus hamburguesas como libres de conservantes, aditivos y otros productos, pero eso es lo de menos, sus hamburguesas se califican peor que las que ofrecen 20 de sus competidores más directos. Claro, que esto no sucede sólo en Estados Unidos, recordemos qué ocurría en Alemania, la popularidad de la cadena de comida rápida no está asociada precisamente a la calidad de sus menús, estos son considerados de peor calidad que los que ofrecen otras cadenas.

Taco Bell está aumentando su cuota de mercado y los consumidores puntúan alto los productos que ofrece (aunque ha tenido algún traspiés que otro), ahora con campañas como esta pretende atacar y dejar K.O. a McDonald’s, cadena que está sufriendo el desplante de los consumidores, basta con saber que el año pasado sus beneficios cayeron un 15% con respecto al año 2013.

Taco Bell, McDonald’s, Wendy’s, Starbucks, Dunkin’ Donuts y otras tantas cadenas de comida rápida luchan por captar a los consumidores y por ello la oferta de desayunos está creciendo como la espuma. Son especialmente lucrativos, en el caso de McDonald’s el 25% de su facturación es gracias al desayuno, y sólo ofrece desayunos unas horas al día (de 7:00 a 10:30). Pero como contraataque, se plantea ofrecer desayunos todo el día (si es que se pueden llamar desayunos), llega tarde con respecto a otros competidores y la razón de su tardanza ha sido la logística, sus cocinas no están preparadas para servir los desayunos las 24 horas del día.

No ocurre lo mismo con Taco Bell, desde hace un año sirve los menús de desayuno durante todo el día, según leemos aquí, ha llevado a cabo todo tipo de experimentos con los desayunos y por ello ha sido objeto de burla en varias ocasiones, algo que ha provocado que se etiqueten sus desayunos como Franken Food, el afán por innovar y captar clientes a veces juega malas pasadas.

Los estadounidenses gastan más que nunca en comidas fuera de casa, el volumen de gasto alcanza casi los 700.000 millones de dólares, pero exigen más por el dinero que gastan, quieren comida rápida de mayor calidad, una gran variedad para elegir y mayor disponibilidad, no es extraño que grandes cadenas como McDonald’s terminen perdiendo cuota de mercado ante otros rivales que intentan satisfacer las exigencias de los consumidores.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...