Ñoquis salteados con guisantes y jamón

Otra forma de disfrutar de los ñoquis es salteándolos, son más ligeros que con una cremosa salsa de nata o de queso. Además resultan muy nutritivos si los combinamos con alimentos como los de esta receta, son unos Ñoquis salteados con guisantes y jamón que están para chuparse los dedos.

Ñoquis salteados con guisantes y jamón

Quizá nunca habéis comido los Ñoquis salteados con guisantes y jamón, pero pensamos que en cuanto veáis esta propuesta para comer ‘guisantes con patatas’ os va a gustar, además es un plato muy fácil de hacer y que seguramente gustará a vuestra familia. Es un buen plato para hacer cualquier día de la semana, siempre que los ñoquis se hayan preparado con antelación (o sean comprados), y los guisantes, si son frescos aprovechando que estamos de temporada, se tengan desgranados.

Resulta además un entrante nutritivo y aunque en apariencia tenga poco volumen en el plato, deja bien satisfecho. Así que tomad nota de la receta de Ñoquis salteados con guisantes y crujiente de jamón aromatizados con tomillo y romero, y aderezados con un buen aceite de oliva virgen extra.

Ingredientes (4 comensales)

  • 300-350 gramos de guisantes frescos sin vaina (también se puede hacer con guisantes congelados fuera de temporada)
  • 6 ajos tiernos
  • 1 ramita de romero
  • 3-4 ramitas de tomillo
  • 500 gramos de ñoquis
  • pimienta negra recién molida
  • sal
  • 2 lonchas de jamón serrano
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

Pon una olla con abundante agua a calentar y añade un poco de sal. Cuando rompa a hervir incorpora los guisantes para blanquearlos, pasado un minuto retíralos escurriéndolos y enfriándolos en agua con hielo, y conserva el agua en la olla para cocer los ñoquis.

Mantén la olla en el fuego para que el agua hierva y cocer los ñoquis, pero antes pela los ajos tiernos y córtalos en trozos al bies no muy pequeños, y prepara una sartén grande para saltear los guisantes y los ñoquis cuando estén hechos, ponle un generoso chorro de aceite de oliva virgen extra.

Cuece los ñoquis incorporándolos en la olla con agua hirviendo y pon la sartén a calentar. Incorpora en la sartén los ajos troceados para que empiecen a dejar su sabor en el aceite, a medida que los ñoquis floten, escúrrelos bien y pásalos a la sartén.

Ñoquis salteados con guisantes y jamón

Cuando los ñoquis y los ajetes ya estén en la sartén incorpora los guisantes, el tomillo y el romero deshojado, y pimienta negra recién molida. Saltea unos minutos, hasta que veas que los ñoquis y los ajetes se están dorando.

Pon en un plato una hoja de papel de cocina absorbente, y sobre él las lonchas de jamón. Introduce el plato en el microondas durante un minuto, de este modo se secará tornándose crujiente. Si pasado el minuto el jamón no se rompe con las manos, sino que aún se puede doblar sin romper, ponlo un poco más. Después trocéalo menudo.

Emplatado

Sirve los ñoquis o gnocchi salteados con guisantes y jamón en los platos y reparte sobre ellos las virutas de jamón crujientes. Si lo deseas, puedes añadir un hilo de aceite de oliva virgen extra y decorar con unas ramitas de romero o tomillo. ¡Buen provecho!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...