Gastronomía & Cía Opciones

Hoy Cocinas Tú: Chips de calabacín y parmesano

Para ofrecer a nuestros invitados, o disfrutar de un aperitivo sabroso y además ligero y nutritivo, podemos elaborar los Chips de calabacín y parmesano, son crujientes por fuera y con un interior tierno y cremoso si se elaboran como se indica en esta receta paso a paso.

Chips de calabacín y parmesano

A todos nos gustan los aperitivos que además de ricos sean saludables, que nos den cierta libertad de comer uno y otro y disfrutar de cada bocado, a muchos nos sucede con unas buenas patatas chips, pero ya sabemos la cantidad de grasas y calorías que tienen… por eso elaboramos otros tipos de chips que en lugar de freír, horneamos. Algunos ejemplos los podéis ver en el recetario de aperitivos crujientes que no hay que freír, y hoy además tenemos la propuesta de Pilar, autora del blog Les receptes que m’agraden, que comparte en vuestra sección Hoy Cocinas Tú estos Chips de calabacín y parmesano.

Es una receta muy fácil de hacer, aunque entretenida, merece la pena porque el resultado son unas rodajitas de calabacín crujientes y con el sabor del parmesano, un queso muy sabroso que necesita una hortaliza de sabor muy liviano como es el calabacín. El toque de pimienta tampoco le irá nada mal. Y después de hacer estos crujientes de calabacín, dejaos llevar por vuestros gustos y probar nuevas recetas incorporando especias al gusto, o por ejemplo añadiendo un poco de ajo en polvo, unos copos de guindilla, unas semillas de sésamo…

Ingredientes

  • 2 calabacines bien firmes
  • 100 gramos de queso parmesano recién rallado
  • un poco de pimienta negra recién molida.

Elaboración

Limpiamos los calabacines, los secamos, cortamos los dos extremos y los cortamos en rodajas bien finas con un cuchillo afilado o, mejor aún, con una mandolina.

Ponemos las rodajas de calabacín en una bandeja de horno forrada de papel vegetal y sobre cada una ponemos una cucharadita de café de queso recién rallado y un poquito de pimienta negra recién molida.

En el horno con el grill encendido, gratinamos el calabación unos 8 o 10 minutos, teniendo cuidado porque se queman enseguida. Una vez que las rodajas de calabacín y parmesano se ven doradas se pueden retirar.

Tendremos que hacer más de una bandeja, a mí me salieron cuatro, así que si tenemos dos bandejas, mientras una se hace vamos preparando la segunda.

Dejamos que se enfríen un poco y entonces las despegamos del papel, juntamos dos chips poniendo las caras que no tienen queso juntas y las que tienen queso hacia el exterior, se enganchan enseguida. Este paso os lo podéis saltar si queréis pero no da mucho trabajo, se hace en un plis plas i queda muy chulo.

Emplatado

Para servir los chips de calabacín y parmesano como aperitivo o picoteo las podemos poner en una cestita para el pan forrada con papel de horno o con unas servilletas de papel. están de vicio!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (21 votos, media: 3,95 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 1 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Olga

    Hola.
    A qué temperatura se pone el horno?
    Entiendo que sólo calor arriba?

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.