Chutney de fresas

Aprovechad que la fruta está de temporada para probar esta receta de Chutney de fresas, una salsa muy especiada que puede acompañar carnes asadas (frías o calientes), quesos, alguna frituras como los buñuelos… es muy fácil de hacer y os gustará incluso sobre una tostada.

Chutney de fresas

El chutney se define rápidamente como una confitura de verduras y/o frutas agridulce, se cuecen en vinagre con una combinación de especias y azúcar, y como os hemos comentado en otras ocasiones, es una bomba de sabor. También os comentamos que el chutney o chatni es originario de la India, y hay dos versiones del significado de su nombre, por un lado que significa especias fuertes y por otro que significa ‘para chupar’, en el sentido de chuparse los dedos. En fin, lo que no habíamos compartido con vosotros es nuestra receta de Chutney de fresas, y estando en temporada de esta fruta no debíamos esperar más.

Hacer un chutney es tan fácil como hacer una mermelada, además se pueden hacer muchas variantes. A continuación os explicamos cómo hacemos nuestro chutney de fresones, muy similar al de peras, pero siempre se pueden variar algunas especias, por ejemplo, podéis añadir cilantro, curry, mostaza… y poner sólo vinagre, ya sabéis por otras recetas que nosotros ponemos un poco de agua para que el vinagre no nos resulte muy fuerte.

Ingredientes

  • 65 gramos de cebolla morada
  • 20 gramos de jengibre fresco
  • 115 gramos de azúcar moreno
  • ½ c/c de canela
  • 4 clavos de olor
  • ½ c/c de cinco pimientas
  • ½ c/p de copos de chile (variar cantidad al gusto)
  • 50 gramos de vinagre de cava (o de manzana)
  • 25 gramos de vinagre de Módena
  • 65 gramos de agua
  • 5 gramos de sal
  • 500 gramos de fresas o fresones limpios.

Elaboración

Pela y pica en brunoise la cebolla morada, pela el jengibre y pícalo también bien fino, aunque si prefieres que sólo aromatice el chutney y retirarlo una vez hecho, puedes cortarlo en dos o tres trozos para que después sea fácil quitarlo.

Prepara el resto de ingredientes (mise en place) pesándolos o midiéndolos según corresponda, y en el último momento limpia las fresas, lávalas con agua y después retírales el pedúnculo. A continuación córtalas en dados o en pequeños gajos. Puedes mezclar las fresas con el azúcar y dejar reposar unos 20 minutos antes de empezar a cocinar el chutney para extraer su jugo, pero no es imprescindible.

Chutney de fresas

Puedes utilizar una cazuela o un cazo para hacer esta mermelada agridulce. Pon todos los ingredientes en su interior bien mezclados y enciende el fuego a temperatura alta. Cuando rompa a hervir baja el fuego a temperatura media-baja, tapando la cazuela sin encajar la tapa, y cocina, moviendo con una espátula de vez en cuando, durante unos 30 minutos o hasta que el líquido haya reducido y empiece a tener textura de mermelada, no dejes que reduzca demasiado porque al enfriar espesa más.

Una vez hecho el chutney de fresas puedes dejarlo enfriar a temperatura ambiente y después pasarlo a un tarro con tapa hermética. Reserva en el frigorífico hasta el momento de servicio.

Emplatado

Puedes servir el chutney frío o caliente, acompañando una carne asada, carnes frías, quesos… incluso sobre una rebanada de pan tostado para desayunar o merendar te parecerá una delicia. ¡Buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, media: 4,20 de 5)
4.2 5 5
Loading ... Loading ...