Vermont será el primer Estado estadounidense en aplicar el etiquetado transgénico

La demanda presentada por la Grocery Manufacturers Association para paralizar la ley que obliga a etiquetar los alimentos modificados genéticamente ha sido desestimada, por lo que probablemente Vermont se convierta en el primer Estado estadounidense en aplicar el etiquetado transgénico.

Etieuetado alimentos modificados genéticamente

Vermont fue el primer Estado de Estados Unidos en aprobar un proyecto de ley para etiquetar los alimentos modificados genéticamente, esto es algo que no gustó a la Grocery Manufacturers Association (GMA), Asociación de Fabricantes de Alimentos que aglutina a muchas de las grandes compañías de alimentos y bebidas del país, así como otros grupos comerciales. Ante la aprobación del proyecto la GMA decidió presentar una demanda para intentar que la ley no saliera adelante, argumentaba que era inconstitucional, que violaba la Primera Enmienda de los derechos de la industria y que imponía requisitos onerosos, además se solicitó una medida cautelar para paralizar dicha ley hasta que se conociera la resolución.

En un principio la Juez de la Corte Federal de Distrito aceptó parcialmente algunas de las solicitudes de la GMA en contra del etiquetado de los alimentos transgénicos, pero hoy conocemos el fallo de la Juez desestimando los argumentos de la Asociación de Fabricantes de Alimentos y permitiendo que el Estado de Vermont siga adelante con sus planes para que a partir del 1 de julio del próximo año se identifiquen en las etiquetas los alimentos modificados genéticamente. Por tanto, en principio Vermont será el primer Estado estadounidense en aplicar el etiquetado transgénico, representaría la primera gran derrota de quienes se oponen al etiquetado transgénico, y podría provocar un cambio significativo en otras cuestiones, como la de no poder utilizar el término natural en los productos que contienen alimentos transgénicos.

Evidentemente la Grocery Manufacturers Association no tira la toalla y está revisando la decisión del tribunal y las opciones legales que pueden poner en marcha para intentar paralizar la nueva reglamentación sobre el etiquetado de alimentos modificados genéticamente. Sin embargo, algunos expertos opinan que la GMA no realizará ninguna acción legal, ya que un juicio no haría más que dar a conocer muchos hechos sobre los transgénicos, destapando y dándolos a conocer a la opinión pública.

Quizá ahora la GMA y concretamente el lobby anti etiqueta transgénica, tiene puestas sus esperanzas en la aprobación de la Ley Oscura (Dark Act), Proyecto de Ley presentado en Estados Unidos que tiene como objetivo bloquear cualquier acción que persiga etiquetar los alimentos transgénicos y además, anular las leyes del etiquetado promulgadas en algunos Estados como Vermont, Maine o Connecticut. Hablando de Conneticut, recordemos que a diferencia de Vermont, la legislación aprobada para el etiquetado transgénico sólo se hará efectiva si una reglamentación parecida se aplica en otros cuatro de los 50 Estados del país, siendo al menos uno fronterizo con Connecticut.

La Ley Oscura sería un gran varapalo, ya que interferiría en los derechos que tienen los Estados, eliminaría el sistema voluntario de etiquetado transgénico, aunque hay que decir que es un sistema que no sirve para nada dado que ni una sola compañía ha dado a conocer de forma voluntaria la presencia de materias primas modificadas genéticamente en los alimentos que comercializa. Pero la peor consecuencia de esta ley es que se negaría a los consumidores de forma definitiva su derecho a saber sobre los alimentos y a elegir según sus convicciones.

Según podemos leer aquí, la Asociación de Consumidores Orgánicos (OCA) ha aplaudido la decisión del tribunal considerando que se trata de un fallo histórico que no sólo allana el camino para la Ley del etiquetado transgénico de Vermont, además reafirma que los Estados del país tienen el derecho constitucional de aprobar leyes relacionadas con el etiquetado de los alimentos modificados genéticamente. La OCA cree que el fallo del tribunal es un buen augurio para los proyectos de etiquetado transgénico que se están preparando en otras legislaturas estatales.

La decisión del tribunal representa una gran victoria para los ciudadanos de Vermont y para los movimientos que solicitan la identificación de los alimentos biotecnológicos en el etiquetado. Pero hay que decir que es una batalla y la guerra, por llamarlo de alguna manera, no ha terminado, la industria tiene recursos de todo tipo y al margen de la Ley Oscura, seguro que ya estará planeando alguna acción que pueda frenar todo el proceso. Posiblemente no tardaremos en conocer nuevas noticias sobre este tema, en Estados Unidos se están produciendo cambios que el lobby de empresas anti etiquetado transgénico teme.

Foto | Vermont Rigt to Know GMOs

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...