Gastronomía & Cía Opciones
 

El mercado de los alimentos ecológicos crece en China

La clase media china no se fía de los alimentos que produce el país, han vivido demasiados escándalos alimentarios, sea por contaminación o fraude, por ello prefieren adquirir alimentos ecológicos, sean producidos en el país o importados, esto ha provocado que el mercado de alimentos ecológicos crezca de forma significativa.

Mercado de alimentos ecológicos  en China

China es uno de los países que más ha aparecido en los medios de comunicación por todo tipo de escándalos alimentarios, problemas que ponen en serio riesgo la salud de los consumidores. Los ciudadanos del país, y sobre todo la clase media, está bastante preocupada por los alimentos que se producen en el país, sean de origen vegetal o animal. Se abusa de los pesticidas y fertilizantes, se cultiva en zonas donde la tierra está contaminada con metales pesados procedentes de la industria y la minería, se riega con agua de ríos contaminados…

A esto hay que sumar los casos de fraude que se han destapado y que seguramente sólo serán la punta del iceberg, cocinar con aceite reciclado recogido de las alcantarillas, hamburguesas elaboradas con carne en mal estado, coles que se han rociado con formol para que se mantengan más tiempo en buen estado durante los meses de más calor, nueces fraudulentas cuyas cascarás se han vaciado y rellenado con piedras y así un largo etcétera. No es de extrañar que por todos estos motivos, el mercado de los alimentos ecológicos esté experimentando un notable crecimiento en China, la población con menos recursos económicos no puede hacer nada al respecto, pero los consumidores de clases medias y altas preocupados por la calidad de los alimentos, optan por adquirir los ecológicos.

Los responsables de Greenpeace China explican que una de las principales preocupaciones de los consumidores chinos es la seguridad alimentaria, no nos extraña que prefieran los alimentos importados antes que los que se producen en el país, de este tema ya hablábamos en el año 2012 en este post. En una encuesta realizada el año pasado en China, por las empresas Horizon Research y Horizonkey a 3.166 personas de 20 ciudades diferentes, el 80% manifestó que no estaban satisfechos con la seguridad alimentaria del país, un 60% consideraba que las compañías alimentarias eran las principales culpables de la poca seguridad que tenían los productos que comercializaban, a estas les seguían las asociaciones que aglutinan a las empresas alimentarias (50%), el Gobierno (29%) y los medios de comunicación (26%).

Según explicaba el subdirector del Centro Nacional de China para la Evaluación de Riesgos de Seguridad Alimentaria, los resultados de la encuesta sugerían que el Gobierno del país debería realizar más esfuerzos para que las empresas alimentarias fueran más responsables con los productos que ofrecen a los consumidores. Si bien es cierto que se han introducido diferentes medidas para mejorar la seguridad alimentaria, parece que queda mucho por hacer hasta que los consumidores vuelvan a confiar en los alimentos que produce el gigante asiático.

Alimentos ecológicos en China

Incluso los niños están preocupados por la seguridad alimentaria, es un tema de actualidad del que no están desconectados, además, cuanto más aprenden sobre los escándalos de seguridad alimentaria, más reacios son a comer alimentos que se producen en su país. Existe impotencia ante la situación, no se puede cambiar el aire o el suelo excesivamente contaminados, no se puede cambiar la forma en la que los agricultores producen los alimentos, y dado que el Gobierno del país poco hace por solucionar estos problemas, cada vez más personas quieren emigrar, porque no están conformes con el régimen, la situación alimentaria, etc.

Para muchos consumidores que viven en las grandes ciudades, la alternativa es adquirir alimentos ecológicos y otros alimentos importados de países en los que confían por tener unas regulaciones más estrictas en materia de seguridad alimentaria. Prefieren esta opción a tener que comprar frutas y verduras, carnes o pescado en los mercados de ciudades como Beijing o Shanghai, en estas ciudades las tiendas de alimentos ecológicos crecen a un ritmo que muchos países europeos quisieran, lamentablemente y como ya hemos indicado, estos alimentos sólo los pueden adquirir consumidores de clase media y alta, una gran mayoría de la población debe seguir consumiendo productos alimenticios de dudosa seguridad.

Los alimentos de estas tiendas ecológicas son mucho más caros que los que se puedan adquirir en los mercados tradicionales, aunque posiblemente en comparación con el precio de los alimentos ecológicos en Europa, sean mucho más caros. Posiblemente más de un comerciante aprovechará este temor, para ampliar un poco más el margen de beneficios. De todos modos, estos consumidores están dispuestos a pagar mucho más si con ello pueden garantizar que disfrutan de una alimentación de calidad.

Según explican aquí, también proliferan las ventas directas de productor a consumidor, algunos ciudadanos adquieren sus alimentos directamente de agricultores de confianza, de los que supuestamente saben que no trabajan con pesticidas u otros productos fitosanitarios para producir sus frutas y verduras. Otros consumidores optan por producir ellos mismos los alimentos y alquilan tierras en las afueras de las ciudades para cultivarlas. De todos modos, todas estas opciones terminan siendo más caras que comprar directamente en el mercado y sólo tienen acceso a ellas las familias con ingresos medios y altos. En definitiva, la desconfianza de los consumidores chinos, está impulsando el mercado de los alimentos ecológicos procedentes de China y de otros países.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.