Gastronomía & Cía Opciones

Emilio Moro 2012

Cata del vino Emilio Moro 2012 de Bodegas Emilio Moro. Un tempranillo 100% con 12 meses en barrica de roble americano y francés, fino, elegante, persistente…

Bodegas Emilio Moro D.O. Ribera del Duero

Una de las bodegas más reconocidas en la Denominación de Origen Ribera del Duero es Bodegas Emilio Moro, fundadas por quien le dio su nombre, Emilio Moro, y hoy dirigidas por la tercera generación de la familia, José Moro. Fue él quien en el año 1987 decidió que el trabajo realizado por su abuelo y por su padre debía ver la luz, se empezaron a comercializar sus vinos, y dos años después, al entrar en la Denominación de Origen Ribera del Duero, nació la marca Emilio Moro.

Los vinos Emilio Moro son el alma mater de la Bodega, aunque anteriormente sólo daba nombre a crianzas y a reservas, desde el año 1998, al crear Malleolus, desaparecen estos conceptos. Sustituyeron las categorías crianza, reserva y gran reserva por nombres que les dan una identidad propia. Ahora Emilio Moro hace referencia a vinos elaborados con viñedos de entre 15 y 25 años, Finca Resalso es de viñedos de entre 5 y 15 años, y Malleolus es para los vinos de viñedos de entre 25 y 75 años.

Recientemente hemos descorchado y disfrutado del Emilio Moro 2012, un monovarietal de tinta del país (tempranillo) que es fácil recomendar. Se trata de un vino de viñas de mediana edad que ofrecen variedad de matices aromáticos y gustativos. Tiene 28 días en maceración con los hollejos, y una crianza de 12 meses en barrica de roble americano y francés. Escogen barricas que aporten elegancia y finura, y así es el vino.

Emilio Moro 2012, cosecha que en Ribera del Duero recibió la calificación de ‘Muy Buena’, siendo un año de escasas lluvias durante el verano y temperaturas suaves, es un vino elegante desde la botella. Se presenta limpio y brillante con su color rojo picota, en nariz priorizan las frutas rojas y negras maduras, con matices especiados y tostados muy finos bien integrados.

En boca tiene buena entrada, es potente pero elegante y muy agradable, con taninos y acidez equilibrada, sabroso, untuoso y persistente, frutas negras maduras, balsámicos y madera. Es un vino que aún tiene mucho que dar, será cuestión de abrir otra botella dentro de unos años.

Es un buen vino para acompañar tablas de embutidos y quesos, lechazo y otras carnes rojas a la brasa, arroces de carne… y para saborearlo. Si queréis conocer más detalles o probar el Emilio Moro 2012, podéis acceder a la web de la Bodega Emilio Moro, donde además se puede comprar por unos 16 euros.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 3,25 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Cocinitas

    Espero que en las bodegas de la DO Rivera de Duero vayan rectificando y empiecen a embotellar con buenos corchos. Hasta ahora, con algunas pocas y honrosas excepciones, los corchos de las botellas de Rivera de Duero han sido, y son, de pésima calidad (Incluso en los Reserva y Gran Reserva). Cuando metes el sacacorchos, el tapón se deshace. Lamentable. A ver si cambian, porque yo me he pasado al Rioja. Y ya se encuentran muchos Rivera con tapones de ¡silicona!.

  • Hola Cocinitas,

    Sobre el corcho del vino, en este caso si miras la foto verás que hay dos, uno es sintético, es con el que estaba embotellado el vino, pero además se acompañaba de un tapón de corcho, imaginamos que con ello quieren que los que están en contra de los tapones sintéticos tengan opción a cambiarlo y también que prefieren embotellar con sintético porque hay bodegueros que con estos han dejado de tener ciertos problemas o tienen más garantías de que el corcho no va a estropear el vino.

    Y no sólo en la Ribera del Duero, en muchas otras zonas vinícolas los corchos o tapones son malos.

    Saludos

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.