Salsa rosa para dieta

Esta es una receta de salsa rosa apenas sin grasas, además se hace con huevo cocido, por lo que no tiene los riesgos de la salsa elaborada con huevo crudo. No lleva aceite, así que se reduce mucho su aporte calórico, por lo que esta salsa rosa es ideal para las dietas de adelgazamiento o de control de peso, su sabor es muy parecido al de la salsa rosa tradicional.

Salsa rosa para dieta

Con la buena acogida que ha tenido la receta del falso alioli para dieta y vuestra demanda de más recetas ligeras de las que puedan comer las personas que están haciendo dieta para perder peso o para controlarlo, aquí os traemos otra de las salsas populares que se elaboran con una base de mahonesa, y por lo tanto, con mucha grasa. Además es una salsa que en verano se consume mucho en ensaladillas, ensaladas, con marisco… Es la salsa rosa para dieta.

Nuestra versión de la también denominada Salsa Golf o Mil Islas ligera, no sólo es baja en grasas y baja en calorías, es una salsa saludable y nutritiva que se elabora con huevo duro, por lo que no hay riesgos de salmonella, queso fresco y otros ingredientes tales como zumo de naranja, salsa Perrins, kétchup (hay que elegir uno que sea bajo en azúcares)… El sabor de esta falsa salsa rosa para dieta está muy logrado, esperamos que os guste.

Ingredientes

1 huevo L, 100 gramos de queso de Burgos 0% M.G., 40-50 gramos de agua, 1 c/p de mostaza de Dijon, 50 gramos de kétchup (bajo en azúcar), 1-2 c/s aprox. de zumo de naranja recién exprimido, unas gotas de Salsa Perrins, 10 gramos de coñac (opcional), c/n de sal.

Elaboración

Cuece el huevo, incorpóralo a un cazo con agua hirviendo y déjalo unos 8-10 minutos. Corta la cocción bajo el chorro de agua fría, pela el huevo y ponlo en el vaso de la batidora.

Añade el queso tipo Burgos, el agua, la mostaza y el kétchup, exprime el zumo de naranja necesario e incorpóralo también.

Vierte la salsa Perrins deseada, pueden ser unas gotas o una cucharadita, según gustos, si se quiere un sabor más suave o más fuerte. Incorpora el coñac si lo deseas y finalmente una pizca de sal.

Tritura hasta obtener una salsa homogénea y algo densa, si se quiere más ligera se puede añadir más agua, personalmente nos gusta con cuerpo. Prueba la falsa salsa rosa y rectifica de sal, o de otros ingredientes si fuera necesario.

Vierte la salsa rosa en un recipiente que se pueda tapar si vas a guardarla en el frigorífico, o pásala a una salsera si la vas a servir.

Esperamos que os guste.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 4
Loading ... Loading ...