Cómo pelar un mango sin tocar la pulpa con las manos

Un cuchillo, un palito y un poco de práctica son suficientes herramientas para pelar un mango sin tocar la pulpa con las manos. Este sistema lo practican los vendedores ambulantes de esta fruta tropical, que además preparan la fruta cortándola en pétalos y presentándola como si fuera una flor.

Cómo pelar mango y cortarlo en pétalos

Os vamos a mostrar un vídeo que en sólo cuatro días ha conseguido casi un millón y medio de visualizaciones, y puede sorprender al saber que lo que se ve en el vídeo es simplemente otra forma de pelar un mango. Dicho así quizá no encontraréis muchos alicientes para dedicar algo más de un minuto para verlo, o quizá sí, sencillamente porque es un vídeo que han visto miles de personas y pensaréis… -por algo será-.

Pues lo mejor es que lo juzguéis vosotros mismos, pero creemos que os va a gustar ver cómo pelar un mango y convertir la pulpa en una flor para poder ir tomando los pétalos para comerlo cómodamente en cualquier lugar, sin cubiertos. De hecho, el artífice de este sistema para pelar el mango es un vendedor ambulante.

No es el primer vídeo en el que nos sorprende un vendedor ambulante preparando la fruta para su comercialización, ¿recordáis este vídeo sobre cómo pelar y cortar una piña? Si la respuesta es no, aprovechad para verlo porque también os va a gustar.

Bueno, pues bajo estas líneas podéis ver cómo pelar un mango sin tocar la pulpa con las manos, algo que agradecerá cualquier cliente del vendedor ambulante que aparece en el vídeo y que seguramente realizarán muchos otros vendedores, y los que no, deberían aprender.

Como habéis podido contemplar, no tiene nada que ver con las técnicas para pelar y cortar un mango en dados o pelar un mango con un vaso. Para empezar hay que retirar un trozo de piel de la base del mango para poder ensartar en él un palito, éste servirá para sostener la fruta, tanto al pelarla y así no tocar con las manos lo que se va a comer el cliente, como para comer el mango.

Un buen cuchillo y un poco de habilidad son suficientes para ir retirando la fina piel del mango en su totalidad, más destreza es la que hará falta para después cortar la pulpa haciendo pétalos, lo que permite presentar el mango al cliente como si fuera una flor, de modo que puede ir tirando o mordiendo cada pétalo para su degustación.

¿Qué os ha parecido?

Foto | Ramnath Bhat

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (8 votos, media: 4,75 de 5)
4.75 5 8
Loading ... Loading ...