Gastronomía & Cía Opciones

Polémica en Francia por el uso de sustitutos artificiales del queso

Un reportaje emitido en Francia ha desatado la polémica, en una investigación realizada por France 2 se ha constatado que fabricantes de comida preparada están utilizando sustitutos artificiales del queso elaborados a partir de aceite de palma procesado, productos químicos y otras grasas vegetales, algo que no se indica en las etiquetas alimentarias.

Quesos falsos

En el país de los quesos (Francia) se ha desatado una gran polémica a raíz de la emisión de un reportaje de investigación realizado por France 2 en el que se muestra que algunos fabricantes del país utilizan sustitutos artificiales del queso, también denominados quesos artificiales o quesos análogos, en pizzas, hamburguesas, platos preparados, etc. Este es el resultado del afán de los fabricantes por abaratar costes, se utilizan estas alternativas para quesos como la Mozzarella, el Emmental o el Gruyère.

Los franceses están indignados por la proliferación de sustitutos del queso elaborados a partir de grasas vegetales, productos químicos, aceite de palma procesado… Los reporteros con cámara oculta pudieron constatar que el mayor fabricante francés de comidas preparadas que contenían queso, como las lasañas y las pizzas entre otros productos, se elaboraban con estos sustitutos del queso, no con leche fresca. El caso es que el documental ha provocado que algunas asociaciones de consumidores y otras organizaciones realicen un llamamiento a los consumidores para que se movilicen y salven la reputación que tienen los quesos franceses.

También se han pronunciado críticos gastronómicos, restauradores y gourmets del país, advierten que se está realizando un gran fraude al consumidor, en vez de utilizar materia prima de calidad y aprovechar para promocionar los quesos del país, se utilizan estas alternativas que no hacen más que rubricar la etiqueta de “comida basura” a los productos que elabora la industria con componentes como estos quesos análogos.

Nada tiene que ver una pizza elaborada con los quesos de verdad (aunque no sean de la mejor calidad) con una pizza a la que se han añadido este tipo de quesos, y la prueba está en el resultado, en el vídeo podéis ver las enormes diferencias entre ambos tipos de pizza, la elaborada con queso artificial esté ennegrecida, no tiene el mismo color ni elasticidad. Lo que sorprende es que no se hayan dado cuenta antes de estas diferencias, ¿cuánto tiempo llevarán los fabricantes franceses de comida preparada con este tipo de prácticas? Pero debemos hacer extensiva esta situación a otros países, ¿ocurrirá lo mismo en nuestro país?, ¿las pizzas preparadas que ofrecen algunos fabricantes españoles integran sustitutos artificiales del queso? Sería interesante que se realizara una investigación al respecto.

France 2 quiso contactar con las empresas que trabajan en la elaboración de estos quesos artificiales, si es que se pueden denominar quesos, son empresas de Turquía, Francia y el Reino Unido, en ningún caso accedieron a que se grabara dentro de las fábricas, parece obvio que esconden algo. Algunos expertos advierten sobre la poca transparencia de las etiquetas alimentarias de estas comidas preparadas, no se indica la verdadera naturaleza del queso que se utiliza en los productos. Hay que decir que químicos y nutricionistas que han colaborado en el reportaje han analizado los productos constatando la presencia de los sustitutos del queso.

Según leemos aquí, lo más gracioso de todo es que los fabricantes de estos falsos quesos argumentan que sus productos contienen ingredientes naturales, grasas vegetales, sal, ácido láctico y sorbato de potasio (conservante E 202), este argumento sirve para que las pizzas y demás productos que contienen este tipo de quesos se anuncien como elaboradas con productos naturales, todo un engaño a los consumidores. Uno de los sustitutos más populares que comercializan los mayoristas se conoce como mozzarella 50/50, se trata de una mozzarella que como indica su descriptiva, contiene un 50% de producto original y un 50% de un sustituto artificial, hay que tener en cuenta que este sustituto no contienen los beneficios que ofrece el calcio u otros elementos presentes en la leche.

Hay más ventajas para la industria en estos sustitutos, además de ser más económicos, son más fáciles de utilizar y almacenar que el auténtico queso. Es comprensible que algunos sectores como el de la restauración estén preocupados por la situación y más sabiendo que cada vez es mayor el apetito francés por la comida rápida, recordemos que los fast food proliferan en el país a una gran velocidad. Se lanza un llamamiento a las familias francesas que cada vez utilizan más la comida preparada, están alimentando a sus hijos con productos baratos cuyos ingredientes van a tener un impacto en la salud a largo plazo por sus carencias, también se advierte sobre los restaurantes de fast food indicando que este tipo de fraude es extensible a cualquier formato de comida preparada.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (6 votos, media: 4,33 de 5)
Loading ... Loading ...

Ya hay 2 comentarios. ¿Quieres dejar el tuyo?

  • Carmen

    ¿que hay de estas practicas aqui en españa? Me gustaria ver el video subtitulado. No lo he encontrado en youtube, si alguien viera una copia subtitulada pasadme el enlace. Gracias

  • Mar

    Claro que hay en España, y mucho. Casi todo el queso rallado no es queso. En nuestra legislacion debe indicarse la palabra QUESO para que lo sea, cualquier otra nomenclatura no significa que sea queso, por ej: RALLADO PARA PIZZA, PREPARADO PARA SANWICH…., etc..

    Y las pizzas preparada llevan en lugar de mozarella este preparado de queso. Es lo normal, lo raro es que llevan mozarella.

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.