Dejar de consumir Nutella para salvar el planeta

La Ministra de Ecología Ségolène Royal recomendó, durante una entrevista realizada por Canal Plus Francia, que los consumidores dejen de consumir Nutella para salvar al planeta. La ministra atacó al producto de Ferrero por su relación con el aceite de palma, ingrediente asociado con la deforestación del planeta.

Denuncia sobre Nutella

La Ministra de Ecología de Francia, Ségolène Royal, ha realizado unas curiosas declaraciones que han sorprendido a más de un espectador durante la entrevista realizada por Canal Plus en Francia, aseguraba que hay que dejar de consumir Nutella para salvar el planeta. Argumenta que la famosa crema de avellanas del fabricante italiano utiliza aceite de palma, uno de los principales ingredientes que contribuye a la deforestación del planeta. Aseguró que era necesario mantener una política de reforestación, plantar muchos árboles para frenar el calentamiento del planeta.

En la entrevista que podréis ver en el vídeo, el presentador comenta a la Ministra que “la Nutella está buena”, a lo que Ségolène Royal le respondió que sí, pero que no se debe comer ya que el aceite de palma que se utiliza para su elaboración elimina muchos árboles que provocan daños considerables al planeta. Considera que es necesario que el fabricante italiano reformule su producto para hacerlo más respetuoso con el medio ambiente. Resulta que Nutella es un gran negocio en Francia, parece ser que hasta el 26% de la producción de esta crema de avellanas es consumida en el país galo. Sobra decir que al fabricante italiano, acostumbrado a las críticas, no le ha sentado nada bien el llamamiento que realizó la Ministra.

Claro, que no es sólo la Nutella, la empresa agroalimentaria Ferrero, tercer productor europeo de dulces y chocolates y sexto en el mundo, elabora una amplia gama de chocolates y bombones y necesita mucho aceite de palma, el 80% lo obtiene de Malasia, de ahí que se apunte como uno de las empresas principales asociadas a la deforestación por la obtención del aceite de palma. No hay que olvidar que la empresa declaró en el año 2013 que se comprometía a adquirir aceite de palma que se hubiera producido de forma respetuosa con el medio ambiente.

Francia es el mayor consumidor de la producción de Nutella del mundo, pero también es el país en el que se ha intentado frenar su comercialización con el objetivo de frenar el aumento de la obesidad y los daños medioambientales asociados al producto. Según leemos aquí, en el año 2011 se presentó un Proyecto de Ley que tenía la intención de aplicar un impuesto que grababa con un 300% el aceite de palma, este proyecto fue conocido como la Ley Nutella, pero fue desestimado en el año 2012 por el Senado francés al no obtener los votos necesarios para su puesta en marcha. Ahora se retoma el tema y se pretende concienciar a los consumidores para que dejen de consumir Nutella.

Las declaraciones han tenido respuesta del Ministro de Medio Ambiente italiano, aseguró que tenía planeado cenar disfrutando de la Nutella e instaba a la población a no dejar de consumir el producto por el temor a la deforestación, además ha pedido a su homólogo francés que deje en paz los productos italianos. Curiosamente estas declaraciones se realizan en un momento en el que las relaciones entre Francia e Italia están algo tensas por la disputa existente por los cientos de inmigrantes africanos que están desamparados en la ciudad fronteriza italiana de Ventimiglia, de este conflicto podéis conocer más detalles aquí.

El aceite de palma se cultiva en Asia, en América del Norte y América del Sur, y en África, pero el 85% de toda la producción la acapara Indonesia y Malasia, lugares donde la deforestación ha sido muy elevada. Por otro lado, el aceite de palma es utilizado en muchos productos, margarinas, helados, aceites de cacao, jabones, piensos para la alimentación animal e incluso se utiliza como materia prima en la elaboración de biodiesel. Es evidente que el aceite de palma es el motor de la deforestación de Indonesia, pero no hay que culpar únicamente a Nutella, la Ministra francesa de ecología también debería haber metido en el saco al resto de fabricantes que utilizan el mencionado aceite (que no son pocos).

Ministra de Ecología de Francia

Curiosamente y tras haber realizado las declaraciones, Ségolène Royal ofreció a través de su cuenta de Twitter mil disculpas y reconoció que la marca había realizado progresos al comprometerse al utilizar aceite de palma obtenido de fuentes sostenibles certificadas, entonces ¿para qué habla? Da la impresión de que se le ha dado un tirón de orejas desde el Gobierno francés. Como Ministra de Ecología que parece preocuparse por la deforestación y el calentamiento del planeta, debería haberse hecho eco de otras producciones que también causan daños al medio ambiente y contribuyen al calentamiento del planeta, como por ejemplo la producción intensiva de carne, recordemos las declaraciones de Jeremy Rifkin asegurando que la carne es el alimento menos eficiente para alimentar a la humanidad por varios motivos, entre ellos el cambio climático.

Por otro lado, se ha hablado del aceite de palma para la elaboración de esta crema de avellanas, pero también se deben citar otros aspectos como su elevada huella de carbono, la emisión de gases contaminantes a la atmosfera debido a que los ingredientes con los que se elabora viajan miles de kilómetros, ya que proceden de diferentes partes del mundo, de todo ello hemos hablado en el post sobre su globalización.

Más información | RTL Francia
Foto | Allison.hare

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, media: 4,71 de 5)
4.71 5 7
Loading ... Loading ...