Gastronomía & Cía Opciones
 

Migas de pan caramelizado para toppings

En las heladerías, y también en los supermercados y tiendas especializadas, encontramos cantidad de toppings para añadir a los postres, helados, cupcakes… pero también podemos hacer algunos que sorprenden por su sencillez y porque dan buen resultado, un ejemplo son las migas de pan caramelizado para toppings que podéis ver aquí y tomar nota de la receta.

Pan caramelizado

Quizá os sorprenda igual que a nosotros la idea de unas migas de pan caramelizado, y en ese caso tal vez hacéis lo mismo, tomar nota de la receta para ponerla en práctica y ver qué resultado da. Hemos visto el mencionado pan caramelizado en una receta de helado de un supermercado, pero después hemos visto la misma elaboración en una revista, por lo que no conocemos la verdadera autoría para mencionarla, en cualquier caso, posiblemente no sea algo nuevo para todos.

La cuestión es que hemos elaborado las migas de pan caramelizado para toppings y como nos ha parecido una forma ideal de aprovechar el pan del día anterior y de disponer de un ingrediente dulce y crujiente con el que acompañar helados, semifríos, mousses, etc., pues compartimos la receta con vosotros. A partir de esta elaboración se nos ocurren cantidad de variantes, podemos aportar otros sabores con extractos y esencias, chocolatear el pan o utilizar pan de chocolate, añadir frutas deshidratadas en polvo… ¿Recordáis cuando reciclamos las tortitas de arroz?

Ingredientes

  • 60 gramos de azúcar
  • 10 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de pan.

Elaboración

Corta el pan en pequeñas migas y reserva. Pesa el azúcar y la mantequilla para tenerlo todo preparado.

Pon un cazo o sartén a calentar a temperatura media alta con el azúcar, cuando se haya fundido y obtengas un caramelo rubio, retira la sartén del fuego y añade la mantequilla, mezcla cuidadosamente hasta que se funda y se integre.

A continuación añade las migas de pan para que se impregnen con el caramelo mezclando rápidamente, con la sartén sobre el fuego a baja temperatura.

Una vez que el pan está impregnado con el caramelo, viértelo sobre una hoja de papel sulfurizado y sepáralo con una espátula lo que puedas, una vez frío se podrá separar más.

Las migas de pan caramelizadas, una vez que se han enfriado, puedes guardarlas en un recipiente con tapa hermética, aisladas de la humedad y del calor. Añádelas como un topping a tus helados, al yogur, a las cremas… seguro que tienes buenas ideas, no olvides compartirlas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Dejar un Comentario

  Acepto la Política de Privacidad

INFORMACIÓN BÁSICA SOBRE PROTECCIÓN DE DATOS:

Responsable: Gastronomía & Cía
Finalidad: Gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios
Legitimación: Consentimiento del interesado
Destinatarios: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
Información adicional: Puede consultar la información detallada sobre la protección de datos aquí.