Ajoblanco de melocotón con cecina y hierbabuena

Si os gustan las sopas frías como el ajoblanco, hoy os dejamos una variante en la que se incorpora una fruta de temporada, es el Ajoblanco de melocotón que acompañamos con cecina y hierbabuena. Tomad nota de la receta es muy fácil y seguramente os gustará para repetir.

Ajoblanco de melocotón con cecina y hierbabuena

El ajoblanco tradicional es un rico entrante que se agradece en verano, se degusta bien frío y ayuda a recuperar energías, además es tan fácil de hacer como un gazpacho o un salmorejo, así que es un plato muy habitual en estas fechas. A veces nos gusta hacer variantes, eso ya lo sabéis, y la que hoy queremos compartir con vosotros es esta receta de Ajoblanco de melocotón con cecina y hierbabuena.

Esta fruta le aporta un toque muy aromático y dulzón, claro, hay que elegir unos buenos melocotones que tengan estas características, pero estando en temporada es fácil. Al ajoblanco de melocotón se le puede incorporar una gran variedad de guarniciones, en esta ocasión hemos utilizado la misma fruta en daditos y unas tiras finas de cecina, además de la hierbabuena que nos encanta en sopas frías. Y aunque la cecina le va estupenda, si queréis un plato sin proteína animal se puede prescindir de ella, otros quizá preferís sustituirla por unos taquitos de jamón, a vuestro gusto.

Ingredientes (4 comensales)

  • 250 gramos de almendra
  • 1-2 dientes de ajo
  • 300 gramos de melocotón (sin hueso y sin piel)
  • 80 gramos de pan del día anterior
  • 500-550 gramos de agua
  • 60 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • 2 c/s de vinagre de Jerez
  • 1 c/c aprox. de sal.

Guarnición

  • ½ melocotón
  • 1 loncha de cecina
  • unas hojas de hierbabuena fresca
  • aceite de oliva virgen extra.

Elaboración

La almendra para hacer el ajoblanco puede ser entera, picada o molida, pero quedará más sabroso con la primera, puedes elegir la variedad que prefieras, nosotros utilizamos Marcona.

Pela los dientes de ajo, pela los melocotones y retírales el hueso, y prepara el pan, puedes remojarlo en un poco de agua o con el vinagre.

En el vaso de la Thermomix o del robot que utilices para triturar y obtener un ajoblanco bien fino, incorpora la almendra, el ajo, el melocotón, el pan, el agua, el aceite de oliva virgen extra y el vinagre. Añade también sal al gusto. Tritura a velocidad progresiva 5-7-9 durante cuatro minutos.

Ajoblanco de melocotón con cecina y hierbabuena

Una vez hecho el ajoblanco, pásalo a un recipiente apropiado para dejarlo reposar en el frigorífico, de modo que se podrá degustar bien fresco y resultará mucho más agradable en estos días de calor. Si no tienes tiempo de dejar enfriar el ajoblanco, hazlo con hielo en lugar de agua.

Antes de servir el ajoblanco de melocotón, además de probarlo para rectificar de sal y si lo deseas, añadir un golpe de pimienta, prepara la guarnición, corta el melocotón en pequeños daditos y la cecina en tiras finas.

Emplatado

Sirve el ajoblanco de melocotón bien frío en platos hondos y reparte en el centro los daditos de melocotón, la cecina y unas hojas de hierbabuena fresca. Termina con unas gotas de aceite de oliva virgen extra y ¡buen provecho!

Abreviaturas
c/s = Cuchara sopera
c/p = Cuchara de postre
c/c = Cuchara de café
c/n = Cantidad necesaria

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 3
Loading ... Loading ...